Tráfico | T 80° H 48% | Powered by Yahoo! Weather

Estados Unidos | Noticias

Obama advierte que “nada” podrá romperlos al inaugurar el museo del 11S

WUVN News
05/15/2014 12:54 PM
Actualizada: 05/15/2014 1:02 PM

Nueva York, 15 may (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó hoy que “nada” podrá romperlos, en un mensaje claro de firmeza durante la inauguración del museo sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Las casi 3.000 víctimas de los atentados son las auténticas protagonistas del museo, y Obama destacó que la instalación mantiene viva su memoria para la posteridad.

En su intervención durante la inauguración del museo, Obama afirmó que visitar el edificio “es una experiencia profunda y conmovedora” que permite conocer y recordar a los fallecidos en los peores atentados terroristas de la historia.

“Aquí contamos su historia para que las generaciones por venir nunca los olviden”, afirmó el presidente, quien evocó cómo el museo expone detalles personales, como un anillo de boda o un casco de bombero, para acercarnos a ellos.

En el museo se muestran fotografías y objetos de cada una de las víctimas y detalles de su vida.

“Aquellos a los que perdimos viven dentro de nosotros. En las familias que aún les quieren. En los amigos que siempre les recuerdan”, insistió Obama ante una audiencia reunida en torno a la llamada “última columna”, sacada de la “zona cero” en mayo de 2002 y que tras los atentados fue cubierta de mensajes, fotos y otros recuerdos por el personal de rescate, los voluntarios y familiares.

Obama recalcó que, por encima del dolor y del recuerdo, los muros que rodean el museo demuestran que “nada puede rompernos, nada puede cambiar quiénes somos”.

“Ningún atentado terrorista puede igualar la fuerza del carácter de nuestro país”, insistió.

Como es habitual, Obama recalcó un ejemplo concreto, el de Welles Crowther, un hombre de 24 años que trabajaba en una firma financiera y era también bombero voluntario, y quien ataviado con un pañuelo rojo que siempre llevaba encima ayudó a evacuar a algunas personas antes de perecer en el colapso de las torres.

El presidente intervino tras recorrer el museo, que se abrirá al público el próximo día 21, acompañado por su esposa Michelle y guiados por el exalcalde Michael Bloomberg, que preside el Memorial.

En la ceremonia de inauguración, de menos de una hora y a la que asistieron Bill y Hillary Clinton, intervinieron también algunos familiares de víctimas y supervivientes de los atentados contra las Torres Gemelas del World Trade Center.

Ada Dolch, que perdió a una hermana, explicó cómo incubó la idea de construir una escuela en Afganistán para dar “una patada en la cabeza a Osama bin Laden”.

La escuela finalmente vio la luz en la provincia de Herat, con la labor de muchos voluntarios, lo que demuestra que “puede haber belleza en las cenizas. Es un trabajo duro, pero puede hacerse”, subrayó.

Hubo, además, un homenaje a los servicios de rescate de la ciudad, que perdieron a más de 400 de sus miembros (entre ellos 341 bomberos) mientras intentaban evacuar las torres.

El museo, que ha necesitado casi trece años para su conclusión, ya que está parcialmente situado debajo de donde se encontraban las torres, narra la historia de los atentados e incluye todo tipo de objetos, desde fragmentos de los aviones usados por los terroristas hasta un camión de bomberos aplastado por los escombros.

Dentro de un tono sobrio y solemne, y sin que algunos miembros de la audiencia de familiares de víctimas y supervivientes pudieran contener las lágrimas, también hubo diversas coros e interpretaciones musicales.

Bloomberg, bajo cuyo mandato de doce años se gestionó la recuperación del Bajo Manhattan tras los atentados y la creación del museo, afirmó hoy que el Memorial se unirá a los más famosos de la historia de Estados Unidos, como los de la batalla de Gettysburg y Pearl Harbor o el de los veteranos de la guerra de Vietnam.

Rafael Cañas

Etiquetas