Tráfico | T 45° H 49%

Espectáculos | Noticias

Diego Lerman cautiva en La Quincena de Cannes con la “road movie” “Refugiado”

WUVN News
05/20/2014 4:10 AM

Cannes (Francia), 20 may (EFE).- La huida de Laura y su hijo Matías para escapar de los golpes de un padre que apalea a su esposa embarazada es la propuesta del argentino Diego Lerman en “Refugiado”, una cinta íntima y sin violencia explícita muy aplaudida en su estreno en La Quincena de Realizadores de Cannes.

“Lo que la película muestra son los rastros o las consecuencias de la violencia” que provoca un fenómeno que “es casi como un genocidio diario”, comentó hoy a Efe Lerman (Buenos Aires, 1976) sobre su cuarta cinta con la que compite en esa sección paralela del Festival de Cannes.

Se trata de “una ‘road movie’ donde un hijo (Sebastián Molinaro) y su madre (Julieta Díaz) buscan refugio” después de la última paliza de un “psicópata capaz de golpear a una embarazada hasta casi matarla y después decir que la ama”.

La protagonista, interpretada con delicadeza por Julieta Díaz, inicia una huida intentando escapar de su agresor, física y psicológicamente.

“La película me encontró a mí”, agregó Lerman, que un día vio cómo la calle de la productora donde trabaja se había convertido en el escenario de un crimen.

Un hombre disfrazado de anciano había disparado contra su exmujer, delante de sus hijos. Ella sobrevivió, él está en prisión y Cannes tiene una película que analiza esa lacra desde la intimidad.

Ni un golpe, ni una amenaza y la “decisión poderosa” de dejar al agresor fuera de campo para “no darle un rostro y que aparezca en el imaginario de cada uno”, es la estructura de una película que convierte a un niño de 8 años en uno de los ejes de una narración coescrita con María Meira.

Lerman solucionó ese reto con éxito rotundo gracias a la “búsqueda, preparación, y adaptación del rodaje”, planificando sesiones cortas y en orden cronológico, para no fatigar al pequeño, explicó.

“Ha sido mucho trabajo” y la receta para que funcione es “que suceda el rodaje, que pase”, dice el director, formado en la Universidad de Buenos Aires, en Cuba y becado por la Cinefondation de París, donde escribió “Mientras Tanto”.

En “Refugiado” -con fotografía del polaco Wojtec Staron, sonido de Leandro de Loredo, música de José Villalobos y montaje de Alejandro Brodersohn- han participado, además, las productoras argentinas Gale Cine y Sudestada, la colombiana Burning Blue y otras contribuciones de Francia, Polonia y Alemania.

El festival de la Costa Azul francesa se ha fijado especialmente este año en el séptimo arte argentino, con Damián Szifrón, Lisando Alonso y Lerman, tres jóvenes cineastas que se licenciaron “más o menos a la vez”, así como en Pablo Fendrik, autor de “El Ardor”.

Todos ellos se proyectan en distintas secciones del certamen y muestran -”algo muy saludable”, apunta Lerman- un cine muy diferente, entre el humor negro de Szifrón (“Relatos Salvajes”), el paisajismo de Alonso (“Jauja”), el western selvático de Fendrik (“El ardor”) y la intimidad de “Refugiado”.

El próximo 24 de mayo se conocerá la película que sucederá en el palmarés de La Quincena de Realizadores a “Ilo Ilo”, ópera prima del director de Singapur Anthony Chen y ganadora en 2013 en una sección que busca “descubrir filmes de jóvenes autores y saludar las obras de directores reconocidos”.

Por allí han transitado George Lucas, Martin Scorsese, Ken Loach, Jim Jarmusch, Michael Haneke, Spike Lee, los hermanos Dardenne o Sofia Coppola.

Deberá ganarse el favor de un jurado que valorará diecisiete propuestas como el humor gay del británico Matthew Warchus (“Pride”) o el “thriller” étnico sobre la comunidad paquistaní en Inglaterra “Catch me Daddy”, de la británica Daniel Wolfe.

Exhausto tras una “postproducción salvaje” en un rodaje muy reciente, Lerman solo tiene en mente disfrutar de estos días de su trabajo y prestigio reconocidos a orillas del mediterráneo francés y, después, descansar.

“Si te digo la verdad, solo quiero irme a casa a ver el Mundial”, confiesa un hincha del Argentinos Júnior que cree que la albiceleste tendrá que ganar los partidos 6-5 porque desembarcará en Brasil con “una delantera muy fiable”, con Messi, Aguero, Higuaín o Lavezi, pero “una defensa muy endeble”.