Tráfico | T 56° H 75%

Latinoamérica | Noticias

Uruguay “sentará precedente” con su idea de acoger a niños sirios refugiados

WUVN News
05/21/2014 2:30 PM

Montevideo, 21 may (EFE).- La iniciativa del presidente de Uruguay, José Mujica, de acoger en su residencia a niños refugiados de la guerra civil en Siria podría “provocar un efecto dominó” con propuestas similares en otros países de la región, afirmó hoy Susana Mangana, experta en el mundo árabe y la integración internacional.

“La iniciativa del Gobierno es loable e interesante, y podría ser secundada por otros países latinoamericanos, provocando un efecto dominó” de solidaridad con Siria, señaló la catedrática de Islam y Mundo Árabe en la Universidad Católica de Uruguay en declaraciones a Efe.

Mangana añadió además que la medida, que en estos momentos Uruguay tramita con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), sería “transitoria”, hasta que estos niños puedan regresar a sus lugares de origen.

Mangana integró la delegación que acompañó al canciller uruguayo, Luis Almagro, en su reciente viaje a Oriente Próximo.

En Jordania, la delegación oficial visitó el campamento de refugiados sirios de Zatari, uno de los más numerosos y donde, según Mangana, conviven 140.000 personas, del total de 600.000 sirios que buscaron refugio en el país desde el comienzo del conflicto.

La mayor parte de los refugiados de Zatari son jóvenes, y alrededor de un 30 % de ellos son niños entre cinco y once años de edad, identificados como la población más vulnerable.

“Las condiciones allí son muy duras. El campamento está en mitad del desierto, en una zona muy árida, donde temen el calor del verano, con temperaturas muy altas y escasez de agua”, describió la académica.

“El agua potable se suministra en bidones, pero hay poca higiene y no existen suficientes baños químicos, lo que podría desencadenar epidemias”, alertó.

Esta situación de emergencia motivó al canciller Almagro a emprender acciones para “paliar la situación de estas familias de refugiados”, muchas de las cuales son del estrato social más bajo y proceden de la región donde estalló la revolución siria, hace ahora tres años, explicó Mangana.

El propio Almagro confirmó esta semana que los niños refugiados llegarían a Uruguay en septiembre, y podrían residir en la estancia presidencial de Anchorena, una casa de campo con más de 1.300 hectáreas de terreno situada a unos 200 kilómetros al oeste de Montevideo.

Por su parte, Mujica admitió hoy que por el tamaño de Uruguay, de apenas 3,3 millones de habitantes, no va a poder “arreglar un problema de esas dimensiones” (el conflicto sirio), pero instó a la comunidad internacional a imitar su gesto hacia los menores refugiados.

Siria es escenario de un conflicto desde marzo de 2011 que ha causado más de 160.000 muertos y millones de desplazados y refugiados, entre ellos una gran cantidad de niños.

Recientemente el Gobierno uruguayo se comprometió además a dar asilo a varios presos procedentes de la prisión de Guantánamo, a pedido del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.