Tráfico | T 46° H 96%

Espectáculos | Noticias

Una muestra retrata en Tokio a los niños como intermediarios entre dos mundos

WUVN News
05/30/2014 9:51 AM

Tokio, 30 may (EFE).- Los niños son los protagonistas de la muestra “Go-Betweens”, que los retrata como intermediarios entre los mundos de lo real y lo imaginario o entre las etapas de la infancia y la edad adulta, en una selección de obras internacionales exhibidas en el Museo Mori de Tokio.

La exposición reúne desde mañana y hasta el 31 de agosto más de un centenar de obras de 26 artistas japoneses y de todo el mundo, la mayor parte de ellas retratos fotográficos, aunque también se incluyen videoinstalaciones, esculturas e ilustraciones.

El título de la muestra se inspira en la obra del fotógrafo social estadounidense Jacob A. Riis (1849-1914), uno de los pioneros del reptorterismo gráfico con sus retratos sobre niños hijos de inmigrantes en el Nueva York de finales del siglo XIX que trabajaban como “go-betweens” (“mensajeros” o “intermediarios”) para sus padres.

A partir de este concepto y siempre con los niños como protagonistas, los artistas participantes toman diferentes caminos para explorar el tránsito entre imaginación y realidad, entre la inocencia y la picardía, o entre la infancia y la madurez.

“Para los niños, no hay fronteras entre lo real y lo imaginario, y por eso ven el mundo de forma muy distinta a como la vemos los adultos”, afirmó en este sentido la comisaria de la exposición, Araki Natsumi.

El objetivo es “ofrecer un fragmento de esta visión” e invitar a los visitantes a “ver el mundo desde otra perspectiva”, según dijo la comisaria al presentar la exposición.

La muestra arranca con una selección de instantáneas del citado Riis y de otros precursores del fotoperiodismo como el también estadounidense Lewis W. Hine o los nipones Toyo Miyatake y Koyo Kageyama, quienes retrataron a huérfanos japoneses tras la II Guerra Mundial.

Más adelante, artistas contemporáneas como la china Zhang O o la nipona Kim Insook indagan en cuestiones más actuales como los conflictos identitarios de los adoptados por padres de otros países, en particular niñas chinas que viven en familias estadounidenses y coreanos en hogares nipones, respectivamente.

El fotógrafo japonés Junya Konishi, por su parte, intenta capturar el “mundo interior” y el aislamiento de los niños, con una serie de retratos de menores jugando solos o en diversas situaciones cotidianas.

Otras de las obras expuestas se centran en los traumas infantiles provocados por conflictos familiares o por problemas en el ámbito escolar, como la serie colectiva de cortos StoryCorps o el cómic y el corto de animación de la ilustradora japonesa Akino Kondoh.

La exposición del Museo Mori se complementa con una serie de conferencias y eventos sobre el papel de los niños en el arte, así como con visitas guiadas y talleres destinados especialmente a los más pequeños.

La comisaria destacó el carácter “excepcional” de la muestra, ya que reúne obras con niños como protagonistas, algo “muy poco habitual” en el mundo del arte, según dijo.

Etiquetas