Tráfico | T 80° H 48% | Powered by Yahoo! Weather

Espectáculos | Latinoamérica | Noticias

La lucha de las Abuelas de Mayo llega a Italia en libro con prólogo de Garzón

WUVN News
05/31/2014 12:40 PM

Roma, 31 may (EFE).- La lucha de las mujeres argentinas que perdieron a sus hijos y nietos durante la dictadura militar argentina de finales de los setenta llega a Italia gracias a “Estela Carlotto. Una Abuela de Plaza de Mayo”, obra del profesor de filosofía Javier Folco, con prólogo de Barltasar Garzón.

El libro, que aún no cuenta con una edición en español, quiere dar a conocer este “hecho despreciable” -en palabras de Folco- más allá de las fronteras latinoamericanas, con el fin de ayudar a encontrar los casi 400 nietos que siguen desaparecidos y que podrían estar en Europa.

La introducción corre a cargo del exjuez Garzón, quien destaca de Carlotto su “serenidad” y la describe como “una enérgica combatiente” que continúa, a sus 83 años, buscando a su nieto desaparecido, tras el asesinato de su hija Laura Estela Carlotto.

“La idea no fue hacer un libro sobre Estela Carlotto, sino utilizarla a ella como excusa para reflexionar sobre la lucha de las Abuelas, lo que hicieron y lo que han supuesto para la Historia de Argentina”, explicó Folco en una entrevista con Efe.

Su lucha comenzó el 30 de abril de 1977, cuando un grupo de mujeres marchó por primera vez en la Plaza de Mayo de Buenos Aires para exigir a la junta militar que les dijese donde estaban sus hijos, desaparecidos tras el golpe de Estado del año anterior.

El pañuelo blanco en la cabeza de estas madres es posiblemente su signo más característico, una prenda que “se ha convertido ya en todo un símbolo internacional”, en palabras del escritor.

“Durante mucho tiempo fueron vistas como las locas de la plaza, pero continuaron su lucha, exigiendo justicia por los casos de tortura y desaparición, y lograron sentar en los tribunales a los responsables”, recordó Folco.

También consiguieron la creación de un Banco Nacional de Datos Genéticos que ha permitido identificar, en los años de democracia, a sus nietos, nacidos en centros de detención y dados en adopción a familias de militares, gracias al ADN de sus abuelas.

Este Banco se creó durante el mandato de Raúl Ricardo Alfonsín, primer presidente de la Argentina democrática que dirigió el país entre 1983 y 1989, cuando fue elegido Carlos Menem, que gobernó hasta 1999.

“En los 90, la clase política estaba totalmente deslegitimada, pero las Abuelas fueron una constante en esa debacle que teníamos como democracia joven”, señaló el autor argentino.

“Unas décadas de silencio”, como fueron descritas por el presidente Néstor Kirchner, difunto esposo de la actual mandataria Cristina Fernández, por las que la pareja pidió perdón públicamente en 2004.

Durante la dictadura militar, cerca de 30.000 personas fueron secuestradas y asesinadas, y unos 500 niños fueron robados y entregados a otras familias en adopción.

Hoy, cerca de 400 nietos siguen desaparecidos y sus abuelas continúan buscándoles, una lucha que no decae porque, como dijo Carlotto, “un país con desaparecidos es un país que tiene parte de su Historia sin identidad”.

Por Laura Serrano-Conde