Tráfico | T 42° H 40%

Espectáculos | Latinoamérica | Noticias

Documental sobre protesta indígena en Perú señala que la indignación sigue viva

WUVN News
06/04/2014 10:24 PM
Actualizada: 06/04/2014 8:50 PM

Lima, 4 jun (EFE).- Los pueblos indígenas que protestaron hace cinco años en Bagua, en la selva de Perú, para que les restablezcan sus derechos sobre la tierra “siguen totalmente indignados” porque las condiciones se mantienen, dijo el cineasta Fernando Vílchez, director del documental “La Espera”, que se presentará este jueves.

El documental se presentará en Lima.

Las condiciones que generaron las protestas de los awajún “están casi exactamente igual, y podría suceder de nuevo”, comentó Vílchez a Efe sobre las manifestaciones en Bagua que, después de 50 días de bloqueos, terminó en violentos enfrentamientos con 33 muertos, entre policías y civiles, y un agente policial desaparecido.

Las comunidades indígenas iniciaron una masiva protesta en abril del 2009 contra un paquete de leyes aprobada por el Gobierno de Alan García (2006-2011) que buscaba incentivar las actividades extractivas en la Amazonía.

El entonces Ejecutivo de García acusó a los dirigentes indígenas de oponerse al desarrollo del país y sus ministros defendían las normas bajo el argumento de que eran necesarias para firmar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Tras las muertes en Bagua, el Gobierno derogó las leyes y aprobó la ley de consulta previa, pero ha limitado su aplicación a determinadas regiones.

“Que no haya responsables políticos, que no haya interés en investigar, más allá de lo poco que se hace, termina siendo incluso peor”, afirmó el cineasta, tras recordar que los únicos procesados por las muertes son indígenas.

El documental de Vílchez comenzó a ser producido en 2011, dos años después de los hechos, cuando el director se trasladó a Bagua para ofrecer un taller de vídeo a las comunidades y encontró muchísima información sobre el “Baguazo”, como se conoció a la protesta.

“La Espera” presenta un informe de la Inspectoría de la Policía Nacional que señala que la entonces ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, nombró al oficial Luis Muguruza como jefe de un operativo de desalojo de una carretera tomada, dos días antes del 5 de junio de 2009, fecha en que se produjeron los violentos enfrentamientos.

El violento desalojo se realizó a pesar de que los indígenas habían decidido levantar los bloqueos porque el gobierno no atendía su demanda de derogar las leyes que rechazaban.

Cabanillas negó en ese entonces haber dado la orden de reprimir a los manifestantes.

Vílchez dijo que el informe “no es una prueba contundente, pero sí te dice mucho del ánimo y de los testimonios de los policías sobre cómo los estaban enviando (a controlar la protesta) sin equipos, sin alimentación y sin comunicación”.

Según el director, “hubo policías en Bagua que dispararon contra civiles en la ciudad, pero nunca se ha probado que fueron policías, porque todas las balas se recogieron de los hospitales y no hay ninguna prueba”.

Los policías también fueron víctimas en la protesta ya que 12 agentes murieron en una base petrolera que había sido tomada por los manifestantes y uno está desaparecido hasta el día de hoy.

Los familiares de los policías muertos en el “Baguazo” han afirmado, en un comunicado entregado a Efe, que es “inaceptable” que el juicio a los jefes de la Policía y autoridades del entonces gobierno que ordenaron el desalojo en la carretera “aún no se inicie por la lenidad del Ministerio Público”.

Además, “la Fiscalía no ha hecho absolutamente nada por iniciar el proceso judicial por la matanza de los 12 policías en la Estación 6 de PetroPerú”.

Los deudos exigen que la exministra Cabanillas asuma su responsabilidad política y penal por la matanza del 5 de junio de 2009.

El documental, de una hora y media de duración, será presentado en 22 salas de centros culturales, universidades y cine clubes de Lima, así como en salas de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y Bolivia.