Tráfico | T 51° H 35%

Estados Unidos | Noticias | Noticias Locales

Obama otorga Medalla del Congreso al “legendario” batallón de “Borinqueeners”

WUVN News
06/10/2014 2:27 PM
Actualizada: 06/10/2014 3:59 PM

Washington, 10 jun (EFEUSA).- El presidente Barack Obama firmó hoy una ley que concede la Medalla de Oro del Congreso, la distinción civil más alta de la nación, al regimiento 65 de Infantería de Puerto Rico, conocido como los “Borinqueneers”, de quienes afirmó que “su coraje les hizo legendarios”.

La ceremonia de firma en la Casa Blanca contó con la presencia de ocho supervivientes del batallón, formado principalmente por boricuas y que constituyó la última unidad segregada del Ejército.

“La segregación les apartó de sus compañeros en el Ejército, pero su coraje les hizo legendarios”, afirmó Obama antes de felicitar uno por uno a los ocho supervivientes, que recibieron una ovación del público entre gritos de “¡Puerto Rico!”.

La de los “Borinqueneers” es la segunda Medalla de Oro del Congreso que se concede a hispanos desde la otorgada de forma póstuma en 1973 al pelotero Roberto Clemente, también puertorriqueño.

“Hoy es un día de orgullo para los ‘Borinqueneers’ y sus familias. Es un día de orgullo para todos aquellos cuyas vidas salvaron y cuya libertad defendieron. Es un día de orgullo para todos los estadounidenses, en especial los hispanos que han hecho contribuciones extraordinarias a nuestro país, muchos mediante el servicio militar”, dijo Obama antes de firmar la ley.

Creado en 1899, el Regimiento del 65 de Infantería estuvo en labores de defensa del Canal de Panamá durante la I Guerra Mundial, y tuvo un papel destacado en la Guerra de Corea (1950-1953).

Pese a la abolición de la ley de segregación racial en 1948, los ‘Borinqueneers’ continuaron peleando en los frentes de batalla en medio de la discriminación, separados de otros regimientos y sin disfrutar de los beneficios y honores recibidos por otros soldados no hispanos.

“Quiero agradecer a todos los ‘Borinqueneers’ por su servicio. Se han ganado un lugar sagrado en nuestra historia”, subrayó Obama.

La condecoración es el resultado de una campaña iniciada por un grupos de puertorriqueños del estado de Florida que demandaban esa distinción para sus familiares, y que tomó fuerza en el Congreso hace poco más de un año para después ser aprobado por ambas cámaras.

“La ceremonia de firma presidencial fue extraordinaria y sirvió para destacar que, durante generaciones, desde la I Guerra Mundial hace casi un siglo hasta hoy en Afganistán, los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico han construido un historial rico y distinguido de servicio militar”, señaló el representante de Puerto Rico ante el Congreso, Piedro Pierluisi, en un comunicado.

También celebraron la distinción varios legisladores que estuvieron presentes en la ceremonia y que impulsaron la legislación para conceder la medalla: el congresista Bill Posey y el senador Marco Rubio, ambos republicanos por Florida; y el senador Richard Blumenthal, demócrata por Connecticut.

Rubio señaló que la condecoración “es un reconocimiento que se esperaba hace mucho” para los ‘Borinqueneers’, que “sirvieron desinteresadamente durante momentos críticos en la historia de los Estados Unidos, defendiendo los valores de democracia y libertad”.

“Siendo parte de un regimiento segregado; su valentía y dedicación no recibió, hasta hoy, el reconocimiento merecido”, agregó Rubio, que conversó durante la ceremonia con varios supervivientes del batallón “que vinieron de todas partes del país” que le hicieron sentirse “humilde ante su constante compromiso”.

El senador demócrata por Florida Robert Menéndez, que ayudó a impulsar la legislación en el Senado, destacó la “conducta heroica” del batallón, que “rompió barreras raciales que durante mucho tiempo constriñeron a las minorías en las filas militares”.

Los legisladores demócratas José Serrano, Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez, todos ellos de origen puertorriqueño, aplaudieron también la condecoración, al igual que el presidente del caucus hispano en el Congreso, el demócrata Raúl Hinojosa.

“Los veteranos hispanos siempre han sido, y siguen siendo, parte de la historia estadounidense. Hoy celebramos a este muy especial y muy admirado grupo de excombatientes hispanos que son verdaderos héroes americanos”, apuntó Hinojosa en un comunicado.

Serrano, por su parte, subrayó que “no es posible compensar a los ‘Borinqueeners’ por su servicio y sacrificio, pero sí podemos demostrarles que recordamos y apreciamos lo que hicieron”; mientras que Gutiérrez consideró al batallón “un símbolo de orgullo, sacrificio y logros”.