Tráfico | T 43° H 97%

México | Noticias

El 68 % de nacimientos en Puerto Rico son fruto de parejas que no conviven

WUVN News
06/13/2014 4:50 PM

San Juan, 13 jun (EFEUSA).- El 68 % de los nacimientos que tienen lugar en Puerto Rico son fruto de parejas que no están casadas o que ni siquiera conviven, según el Registro Demográfico de una isla en la que no están reconocidas las parejas de hecho.

Ese dato fue facilitado hoy a Efe por la directora del Registro Demográfico, Nancy Vega, quien reconoció estar “preocupada” ante el progresivo incremento de ese porcentaje, ya que en la mayor parte de los casos es sinónimo de que las madres afrontan solas la responsabilidad de criar a los niños.

“La situación es que están naciendo muchos niños que no están en matrimonio”, dijo Vega, quien apuntó que ese porcentaje ha aumentado en los últimos siete años: 67,2 % en 2012; 66,6 % en 2011; 65,4 % en 2010; 64,2 % en 2009; 61,2 % en 2008; 59,4 en 2007 y 58 % en 2006.

Vega dijo que en 2013 hubo 36.470 nacimientos en Puerto Rico y que en el 75 % de los casos el alumbramiento del recién nacido tuvo lugar mientras la pareja permanecía unida, aunque no tuviera un vínculo reconocido legalmente.

“Mi mayor preocupación es que el 25 % de las mujeres que son madres, están solas para cuidar a los bebés”, opinó Vega, quien consideró que este dato debe preocupar al Gobierno, porque “ser una madre soltera es complicado” y entraña esfuerzos económicos.

Además, la experta llamó la atención sobre el hecho de que la edad promedio de las mujeres que dieron a luz en la isla fue de 25 años.

De todos los nacimientos registrados el año pasado el 51,6 % fueron niños y el 48,4 % restante niñas, aunque en el conjunto de la isla abundan más las mujeres, en parte debido a que hay más hombres que fallecen de forma prematura por problemas de salud o víctimas de la violencia asociada al narcotráfico, al tiempo que emigran con más frecuencia.

“En general, la mujer se cuida más que el hombre, va más al médico y tiene una mayor expectativa de vida”, dijo Vega, quien añadió que los nacimientos anualmente van disminuyendo debido a que en parte las mujeres no quieren quedar embarazadas.

En el ámbito económico, Vega detalló que el 75 % de los nacimientos fueron pagados con el Plan Mi Salud, financiado con fondos públicos y al que recurren cerca de 1,6 de los 3,7 millones de puertorriqueños que viven en la isla.

“Eso es parte de nuestro problema fiscal. Algo tenemos que hacer con este plan, porque hay una población que lo necesita, pero que también debería aportar algo”, sostuvo la exdirectora ejecutiva de la administración de Seguros de Salud de Puerto Rico.

“Tenemos que educar al pueblo diciéndole que el objetivo no ha de ser tener una tarjeta de salud, sino cuidarse como individuo para no tener que usar la tarjeta y, cuando haya que usarla, sea para prevenir”, resaltó Vega sobre el plan, conocido también como “la tarjetita de salud”.

Vega detalló además que la mayoría de los alumbramientos el año pasado se llevaron a cabo en el Hospital Ashford, en el área del Condado, en San Juan, donde un 9 % de las embarazadas dieron a luz. Con un 5,9 % le siguió el HIMA en Caguas; el 5,7 % en el Hospital San Lucas, en Ponce, y un 5 % en el Manatí Medical Center.

En cada nacimiento, la agencia recoge el nombre del recién nacido, de sus padre, el estado civil de la pareja, la condición de salud de la madre tras el parto, si hubo cuidado prenatal, si la progenitora fumaba, si ésta tuvo problemas durante el embarazo y el lugar donde nació el infante.

De igual modo, el Registro Demográfico -antes conocido como el Registro Civil- obtiene el estado legal de los padres, el peso del niño, la semana de gestación de la criatura en el momento del nacimiento y qué tipo de parto tuvo la madre.

Gracias a estos datos se sabe que el 47,2 % del año pasado fueron por cesárea, lo que sitúa a la isla caribeña como la jurisdicción de EE.UU. con la tasa más alta en ese renglón.

El Registro Demográfico es una de las más antiguas dependencias gubernamentales de Puerto Rico. Se creó a ría de la entrada en vigor el 1 de enero de 1885 en Cuba y Puerto Rico de la Ley Provisional del Registro Civil, decretada por España en 1870 como consecuencia de la Constitución de 1869.

Se trata de la dependencia gubernamental responsable por la inscripción, custodia y preservación de todos los documentos vitales de toda persona nacida en Puerto Rico y de proveer a la ciudadanía y al Gobierno los servicios relacionados.