Tráfico | T 58° H 90%

Latinoamérica | Noticias | Tenis

El tenis de Venezuela se encomienda a una decisión de Muguruza

WUVN News
06/13/2014 6:30 PM

Caracas, 13 jun (EFE).- En Venezuela miran fijamente a la hispanovenezolana Garbiñe Muguruza, una joven realidad del tenis mundial en pleno ascenso, con la esperanza de que opte por jugar como venezolana y marque un punto de inflexión para el deporte de la raqueta en la nación suramericana.

Muguruza encabeza una nueva generación de raquetas que se abren paso a marchas forzadas y en Venezuela están dispuestos a tratar de persuadirla para que ayude al desarrollo del tenis en el país, carente de infraestructura y de jugadores de elite.

Nacida en Caracas, de padre vasco y madre caraqueña, la jugadora de 20 años afronta el dilema de decidir con cuál de sus dos nacionalidades jugará en torneos como la Copa Federación o los Juegos Olímpicos, una decisión que, según asegura, pasa por un tema familiar.

La Federación Venezolana de Tenis (FVT) ha propuesto al Gobierno un Plan Nacional de Desarrollo de ese deporte, solicitando recursos económicos para construir centros de entrenamientos públicos en el país y masificar su práctica en los niños menores de diez años en las escuelas de todo el país.

El presidente de la FVT, Luis Contreras, confesó a Efe que le solicitó un apoyo “de una manera económica” al Gobierno venezolano para convencer a Muguruza de que represente a ese país.

Según Contreras, Muguruza está “ocupando los espacios publicitarios en el mundo” y sería un “modelo” para llevar a cabo el programa de desarrollo del tenis en Venezuela.

Tras derrotar a la estadounidense Serena Williams, en el pasado Roland Garros, torneo en el que cayó en cuartos de final frente a la rusa Maria Sharapova, la joven Muguruza saltó al número 27 del ránking mundial y al estrellato internacional.

Sin embargo, en Venezuela hay quien la conoce desde sus inicios. Uno de sus primeros entrenadores, René Fajardo, quien asegura haberla entrenado en la localidad venezolana de Guatire hasta los nueve años, momento en el que partió a España, confía en que pueda jugar por el país en que nació.

Según dijo a Efe Fajardo, el tenis en Venezuela “está por el piso” y Muguruza sería una “gran inspiración para muchos”.

“Su mamá es ‘criollita’, de aquí de Guatire y su papá de allá, vasco, claro él tiene muchos años aquí en Venezuela, todo lo que él tiene lo hizo aquí en Guatire, no allá (…) Yo creo que sí se va decidir por Venezuela”, dijo.

Si elige a Venezuela, sería una estrella solitaria en el universo de la WTA, lejos de pelear en la Copa Federación o un torneo de dobles en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

El capitán del equipo venezolano de la Copa Federación, Yohny Romero, aseguró a Efe que el Ministerio del Deporte venezolano mantiene conversaciones con los representantes de Muguruza y subrayó que “Venezuela quiere apoyar la carrera de Garbiñe”.

“Sería un privilegio tener a Garbiñe, sería una guía importante para las otras dos chicas que tienen ya años en el tour y que quieren pues meterse allí entre las primeras 100″, sostuvo.

Las otras dos chicas son Adriana Pérez y Andrea Gámiz, primera y segunda respectivamente en el ránking venezolano.

Pérez, número 227 del mundo, tiene, sin embargo, sus dudas sobre la decisión de destinar dinero para tratar de persuadir a Muguruza.

“Ese dinero tal vez nos ayuda más aquí, a nosotros en Venezuela, para dentro de unos años tener los mismos resultados que está teniendo ella en este momento”, expresó a Efe Pérez, al subrayar no obstante sin dudar que el equipo venezolano la “aceptaría totalmente” y sería de “mucha ayuda” en este país.

“Yo conozco a Muguruza desde hace un tiempo, es superbuena persona, superbuena onda, en realidad no tengo nada en contra de ella”, indicó.

En la prensa deportiva española ven a Muguruza como la gran promesa del tenis femenino de ese país y la han comparado con leyendas españolas como Arantxa Sánchez o Conchita Martínez.

Muguruza dijo a Efe en una entrevista que la decisión de representar a España o Venezuela “está bastante meditada”.