Tráfico | T 65° H 40%

Estados Unidos | Noticias

Kerry celebra el Premio Príncipe de Asturias a las becas Fulbright

WUVN News
06/13/2014 1:18 AM
Actualizada: 06/13/2014 1:45 AM

Washington, 12 jun (EFE).- El jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, celebró como un “honor” que el Premio Príncipe de Asturias en Cooperación Internacional de este año haya recaído en el programa de becas Fulbright, que organiza su departamento.

“Estamos encantados de que el programa Fulbright haya sido reconocido por la Fundación Príncipe de Asturias por secundar su misión de promover los valores humanísticos, culturales y científicos que forman parte del patrimonio universal de la humanidad”, informó el Departamento de Estado en un comunicado.

El Programa Fulbright se considera el “buque insignia” de las iniciativas de intercambio internacional patrocinadas por el Gobierno estadounidense y está concebido para promover el entendimiento entre los ciudadanos de EE.UU. y de otros países.

Kerry destacó en su nota que el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, fue un “alumno honorario Fulbright que estudió en la Universidad de Georgetown en 1995 y ha sido siempre un amigo y un apoyo del programa de becas Fulbright”.

Don Felipe cursó entre 1993 y 1995 un máster en Relaciones Internacionales en la escuela diplomática Edmund Walsh, perteneciente a esta universidad de la capital estadounidense y, en 1999, Georgetown creó la cátedra Príncipe de Asturias de Estudios Españoles en honor a su antiguo alumno.

“El programa Fulbright es extraordinario. Lo sé, como padre de un alumno Fulbright y como secretario de Estado que viaja y conoce a un gran número de líderes extranjeros cuya primera conexión con Estados Unidos fue esta beca”, consideró Kerry.

La iniciativa de estas becas partió del senador estadounidense J. William Fulbright (1905-1995), que logró que en 1946 el Congreso votara a favor de un proyecto dirigido desde entonces por el Despacho de Educación y Cultura del Departamento de Estado y convertido en un potente instrumento de diplomacia pública de Estados Unidos.

Desde 1946, unos 325.000 participantes de más de 155 países elegidos por su mérito académico y su potencial de liderazgo han disfrutado de la oportunidad de estudiar, investigar, dar clases, intercambiar ideas y contribuir a encontrar soluciones a problemas internacionales comunes.

Muchos de sus antiguos becarios ocupan hoy puestos de responsabilidad en gobiernos, en el mundo académico, empresarial, artístico y científico, en medios de comunicación y en otros campos profesionales, según sus promotores.

Entre ellos hay 44 premios Nobel, 86 premios Pulitzer, 28 premios de la Fundación Mc Arthur, 16 Medallas del Presidente de EE.UU. a la Libertad y 5 españoles galardonados con el Premio Príncipe de Asturias.

La mayor parte de la financiación del Programa la concede el Congreso de EE.UU., pero gobiernos, empresas, fundaciones e instituciones académicas apoyan también el Programa de manera directa o indirecta, según datos del Gobierno estadounidense.