Tráfico | T 64° H 46%

Estados Unidos | Noticias

Obama insta a combatir el cambio climático y anuncia un fondo millonario en EE.UU.

WUVN News
06/14/2014 6:30 PM

Washington, 14 jun (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió hoy a los jóvenes a marcarse “grandes retos” como combatir el cambio climático “antes de que sea demasiado tarde” y contribuir a conservar el planeta para las generaciones futuras, al tiempo que anunció un fondo millonario para combatir sus efectos.

Obama, que impartió el discurso de graduación en la Universidad de California-Irvine, hizo un llamado a defender el medio ambiente para las generaciones futuras e ironizó que negar el cambio climático es como argumentar que la luna está hecha de queso.

El presidente lamentó que haya miembros en el Congreso que rechazan “automáticamente” las evidencias científicas del cambio climático, que atribuyen a un “engaño” o a una “moda pasajera”, y recordó que la mayoría de los científicos han convenido que es algo que está pasando ya.

“El cambio climático ya no es una amenaza lejana”, dijo el mandatario, que indicó que en algunas partes del país los desastres relacionados con el clima, como sequías, incendios, tormentas o inundaciones se van a “recrudecer” y el costo de su impacto va a ser mayor.

Por ello, anunció un fondo de 1.000 millones de dólares para las comunidades que se han visto afectadas por los desastres naturales, con el que se pretende reconstruir y preparar a la población ante el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos.

“La cuestión no es si debemos actuar (…) la cuestión es si estamos dispuestos a actuar antes de que sea demasiado tarde”, advirtió el mandatario que hizo referencia al plan que presentó la Casa Blanca para reducir las emisiones de dióxido de carbono de las plantas eléctricas en un 30 % para 2030.

En este sentido, manifestó que el cambio climático sigue siendo uno de los “mayores retos” a largo plazo para Estados Unidos y para el resto del mundo y rechazó que el debate sobre su existencia sea todavía una cuestión abierta.

“Debo de admitir que es bastante raro que te encuentres con alguien que diga que el problema que estás tratando de resolver, ni siquiera existe”, ironizó el mandatario ante una audiencia de unas 30.000 personas, entre alumnos y familiares, en el Angel Stadium.

Obama indicó que cuando el presidente John Kennedy se marcó como objetivo que Estados Unidos enviara una misión a la Luna seguro que hubo quien cuestionó si valdría la pena, “pero no recuerdo nadie que ignorara la ciencia, no recuerdo a nadie que dijera que la luna no era real, o que estaba hecha de queso”, aseveró.

El mandatario animó a los alumnos a pensar en “grandes cosas”, como luchar contra el cambio climático, reconstruir la clase media, proteger el derecho al voto y huir del cinismo porque “el progreso es posible y con persistencia puede lograrse”.

Obama instó a “dar la bienvenida a los inmigrantes y jóvenes ‘soñadores’ que mantienen a este país vibrante”, dijo entre aplausos de algunos alumnos, al tiempo que destacó la vocación de ingeniero de Mohamad Abedi, refugiado libanés, y la de Cinthia Flores, hija de madre soltera que trabajaba limpiando casas, que al graduarse hoy en leyes se convirtió en la primera universitaria de su familia.

También declaró que, aunque son una generación que han vivido los ataques terroristas del 11 de septiembre y la peor crisis económica desde la Gran Depresión, son la más educada, diversa, tolerante e independiente y hay motivos para ser “optimistas”.

En ese sentido, apuntó que en estos cuatro años que estuvieron en la universidad “hay menos estadounidenses en la guerra, más tienen seguro de salud, más se han graduado”, al tiempo que los negocios “han añadido más de 9 millones de trabajos”.

Además, “el número de estados donde se pueden casar libremente con quien quieran se ha más que doblado”, dijo en referencia a los 19 estados que han autorizado el matrimonio homosexual y el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital estadounidense.

El presidente saludó a un grupo de alumnos antes de partir a Palm Springs, donde pasará el resto del fin de semana junto a su esposa, Michelle.