Tráfico | T 50° H 89%

Estados Unidos | Noticias

Homosexuales le piden a Obama acabar con las deportaciones del colectivo LGBT en EE.UU.

WUVN News
06/17/2014 8:01 PM

Nueva York, 17 jun (EFE).- Decenas de personas se manifestaron hoy frente al Gotham Hall de Nueva York para pedir al presidente de EE.UU., Barack Obama, que acabe con el alto índice de deportaciones de miembros del colectivo LGBT por suponer un “peligro de muerte” para un grupo, perseguido en sus países de origen.

Varias organizaciones defensoras de los derechos de los homosexuales y de los indocumentados, entre ellos numerosos miembros de la comunidad latina, convocaron una manifestación frente al edificio en el que Obama se reunía con líderes del Partido Demócrata de Nueva York para mostrar la otra cara de su política de apoyo al colectivo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales).

“Obama ha sido considerado como el presidente más progresista que hemos tenido, el que ha trabajado más por la legislación del colectivo homosexual, pero la gente se olvida de que es el que más deportaciones ha llevado a cabo y su legislación afecta a gente que ya tiene ciertos privilegios, pero no a los que no tienen la ciudadanía”, explicó a EFE la responsable de comunicación del colectivo GetEQUAL, Katrina Casiño.

Según los organizadores de la manifestación (que también incluye a las plataformas Queer Undocumented Immigrant Project, United We Dream, Immigration Equality y Make the Road NY), en Estados Unidos 267.000 indocumentados se reconocen miembros de la comunidad LGBT, procedentes de 77 países, muchos de ellos de Latinoamérica.

Así, Roxana, una transexual de 29 años, reconoció ante los asistentes que salió de su país, Honduras, “huyendo de los crímenes de odio, perseguida y violentada”.

“Para mí el tener que regresar con una deportación es una sentencia a la muerte”, aseguró esta joven que se describió como “una superviviente”.

Por su parte, la mexicana Jocelyn Mendoza aseguró que para ella había sido difícil regularizar su situación teniendo en cuenta que la han despedido ya de tres trabajos.

“La primera vez por manifestar mi expresión de género, luego decidí ocultar mi identidad, pero fui igualmente abusada”, relató Mendoza, quien lleva dos años desempleada.

“Dos años que mi mamá me ayuda económicamente”, aseguró.

“Si yo fuera detenida, al mandarme a México corro el riesgo de ser víctima de abusos. Prácticamente nos mandan a la muerte”, aseguró Mendoza dentro de una manifestación con lemas como “Obama, no deportes a mi ‘transermana’” o “Arriba la liberación, abajo la deportación”.