Tráfico | T 66° H 68%

Espectáculos | Latinoamérica | Noticias

Bolivia activa un plan para preservar las deterioradas ruinas de Tiahuanaco

WUVN News
06/23/2014 1:56 PM
Actualizada: 06/23/2014 2:40 PM

La Paz, 23 jun (EFE).- Los expertos a cargo de la administración de las espectaculares ruinas bolivianas de Tiahuanaco, “la cuna de las civilizaciones suramericanas”, han puesto en marcha un plan para preservar este complejo arqueológico y sacarlo de la crítica situación en que se halla.

Las acciones incluyen estudios técnicos para decidir si conviene trasladar a un lugar cubierto algunas de las estelas tiahuanacotas que han ido perdiendo progresivamente sus iconografías, y que hasta ahora han permanecido a la intemperie, expuestas al clima extremo del altiplano andino, a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

También se realizarán imágenes tridimensionales de las miles de piezas arqueológicas halladas en el lugar, para tener un registro digital de las mismas.

El plan fue anunciado por el director del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiahuanaco (CIAAAT), Ludwing Cayo, durante la reciente visita a Bolivia de la directora de la Unesco, Irina Bokova.

Tiahuanaco fue la capital del antiguo imperio prehispánico del mismo nombre, cuya cultura se desarrolló entre los años 1580 antes de Cristo y el 1172 de nuestra era.

Del imperio tiahuanacota hoy quedan imponentes monumentos líticos como el templo de Kalasasaya, el templete semisubterráneo, la Puerta del Sol, la pirámide de Akapana y restos de palacios militares y civiles, además de miles de piezas líticas y cerámicas.

El arqueólogo austríaco Arthur Posnansky, que excavó en el lugar en la primera mitad del siglo XX, lo definió como “la cuna del hombre americano”.

El sitio, que es Patrimonio de la Humanidad desde 2000, tiene gran significación espiritual para el mundo andino, pues todos los años, el 21 de junio, se celebran allí rituales para recibir el Año Nuevo aimara, también conocido como “Willka Kuti” (retorno del sol).

Desde hace años, preocupa el deterioro progresivo de varias de las estructuras del sitio, así como el mal estado de los museos donde se exhiben las piezas halladas en la ciudadela.

En particular, ha causado preocupación el estado de la Puerta del Sol, cuyo deterioro por causa de un parásito vegetal y la pérdida progresiva de sus bajorrelieves llevó a las autoridades a plantearse hace unos años la posibilidad de trasladarla de la ciudadela a un museo.

Con este escenario, Cayo asumió hace un año la dirección del CIAAAT para dar a Tiahuanaco “nuevamente la jerarquía que le corresponde como patrimonio” de la humanidad.

El equipo que lidera Cayo responde ante un directorio conformado por representantes del Ministerio de Culturas, la Gobernación del departamento de La Paz, la Alcaldía, la junta de vecinos y las autoridades indígenas de Tiahuanaco, quienes también validan o rechazan los planes que proponen los profesionales.

Una de las primeras tareas fue transferir la administración del sitio y los museos de la tutela de las autoridades locales al CIAAAT.

Esa instancia entregó el primer inventario detallado de las más de 2.000 piezas existentes en el Museo Cerámico y elabora ahora un documento similar sobre el Museo Lítico, informó Cayo.

Los expertos también trabajan en el registro digital de las piezas y monumentos arqueológicos, que se efectúa con un escáner que capta las imágenes en 3D.

Además, realizan estudios técnicos con georadares en la ciudadela, que permitirán “definir el tipo de desgaste que han tenido” sus estructuras “y el tiempo que se requiere” para que desaparezcan sus iconografías y relieves.

“Es un estudio técnicamente justificado que se va a poner en consideración del CIAAAT para tomar las medidas que correspondan. No podemos decir arbitrariamente si se traslada o no se traslada algo o que hay que taparlo, sino que debe haber una etapa de justificación académica con respaldos técnicos”, señaló Cayo.

Según el director del CIAAAT, también se avanzó en un 80 % en la rehabilitación del Museo Lítico de Tiahuanaco, pero aún falta la financiación para cambiar todo su techo y solucionar los problemas de filtración.

En el caso del Museo Cerámico, ya se envió al Parlamento un proyecto que plantea invertir 30.000 dólares en el cambio del techo.

Cayo señaló que una comisión del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por su sigla en inglés), el organismo que asesora a la Unesco en asuntos referidos al patrimonio, visitó el sitio hace un mes y constató “con satisfacción” que el plan para protegerlo ya está en marcha.

Bokova llegó a Tiahuanaco este mes para constatar esta información y felicitó a las autoridades “por el esfuerzo realizado en pro de mejorar las condiciones de conservación y la gestión del sitio”.

La directora de la Unesco también confió en que la continuidad del plan en los meses que vienen “asegure la implementación de las medidas de conservación necesarias para la protección del sitio para beneficio de toda la humanidad”.