Tráfico | T 58° H 60%

Baloncesto | Estados Unidos | Noticias

Chandler vuelve con los Mavericks, Calderón es el preferido por Jackson

WUVN News
06/25/2014 8:39 PM
Actualizada: 06/26/2014 5:22 AM

Houston (EEUU), 26 jun (EFE).- Comenzaron los movimientos en la NBA con los Mavericks de Dallas y los Knicks de Nueva York involucrados en un traspaso de seis jugadores, entre los que destacan el pívot Tyson Chandler y el base español José Manuel Calderón.

El dueño de los Mavericks, Mark Cuban, el mismo que no quiso hacerle un contrato de cuatro años a Chandler después de ganar el título de liga en 2011, ahora se lo reclama a los Knicks, donde ha perdido protagonismo en las tres últimas temporadas, además de sufrir varias lesiones.

El enfrentamiento con el exentrenador Mike Woodson por causa del sistema defensivo que utilizó tampoco le ayudó, y su descontento fue conocido por Phil Jackson, el nuevo presidente de operaciones de los Knicks, que activó el traspaso.

Los Mavericks intentan no solo asegurar la continuidad de su jugador franquicia, el ala-pivote alemán Dirk Nowitzki, sino también tener el espacio suficiente en el tope salarial para hacerse con los servicios de una de las estrellas que hay en el mercado de los agentes libres, los aleros LeBron James y Carmelo Anthony.

El mismo objetivo tienen los Knicks, que también tratan por todos los medios de bajar su elevado coste de la nómina, que les impide luchar por los mejores jugadores en el mercado de los agentes libres. Su primer objetivo es mantener a Anthony, una misión no imposible, pero sí muy complicada.

Los Mavericks consiguen a Chandler, de 31 años, y también cargan con el contrato del base Raymond Felton, envuelto en problemas legales por la posesión de un arma de fuego con la que amenazó a su esposa. Aunque evitó ir a la cárcel tendrá que cumplir con 500 horas de servicios sociales y 5.000 dólares de multa.

Además, han tenido que deshacerse de Calderón, el base español al que ficharon el año pasado por cuatro temporadas y 28 millones de dólares y que ha demostrado que es uno de los mejores de la liga en su posición en cuanto al juego ofensivo y dirección, aunque baja su cotización en el apartado defensivo.

Pero Jackson confía en él, lo mismo que el nuevo entrenador de los Knicks, Derek Fisher, que conoce mejor que nadie la calidad de los jugadores en la posición en la que él mismo destacó hasta el pasado mes de mayo con los Thunder de Oklahoma City, y después de haber ganado cinco títulos de liga con Los Ángeles Lakers.

Calderón logró la pasada temporada promedios de 11,4 puntos y tuvo un 45 por ciento de acierto en los triples, y ayudó a los Mavericks a llegar la fase final, en la que perdieron en la primera ronda ante los Spurs de San Antonio, los nuevos campeones de la NBA.

Al margen de la aportación deportiva que pueda hacer Calderón al nuevo proyecto de los Knicks, su presencia también podría ayudar a que su compañero de selección el pívot Marc Gasol vea con buenos ojos la posibilidad de llegar al equipo neoyorquino cuando el próximo año se convierta en agente libre.

Los Knicks también reciben de los Mavericks al pívot haitiano Samuel Dalembert, que podría quedar libre para dejar más espacio en el tope salarial, al base Shane Larkin y al escolta Wayne Ellington, además de los derechos de selección del número 34 y 51 del sorteo universitario que se va a celebrar hoy en Nueva York.

Una vez realizado el traspaso ambos equipos siguen con la calculadora en la mano para ver qué cantidad de millones se ahorran en la búsqueda de otros refuerzos que puedan encontrar en el mercado de los agentes libres.

Lo mismo que están haciendo equipos como los Rockets de Houston, que ya traspasaron al pívot turco Omer Asik a los Pelicans de Nueva Orleans por los derechos de la primera ronda del sorteo universitario del 2015, si el mismo se encuentra entre el número 4 y el 19.

Además, los Rockets, que se ahorrarán un salario de 14,5 millones de dólares que le tendrían que pagar a Asik en su tercer y último año de contrato, le darán a los Pelicans 1,5 millón de dólares en metálico para compensarlos.

Tras la salida de Asik se espera que también pueda hacerlo el base de origen taiwanés Jeremy Lin, lo que permitirá a los Rockets tener un amplio margen de dinero disponible en el tope salarial y luchar por conseguir los servicios de James o Anthony, que ya confirmó la visita a Houston para conocer lo que le puede ofrecer el equipo tejano y posteriormente llegar a Dallas y escuchar a los Mavericks.

La otra novedad antes que se celebre el sorteo universitario es que los Heat de Miami ya le confirmaron a James que harán todo lo posible por conseguir la selección del base Shabazz Napier, exbase de los Huskies de Connecticut, un jugador del agrado del cuatro veces ganador del premio MVP de la NBA.

Los Heat también están a la espera de la reunión que van a mantener James, el escolta Dwyane Wade y el pívot Chris Bosh antes de que los últimos dos jugadores de los “Big Three” digan si van a seguir con el equipo o entrar a formar parte del mercado de los agentes libres, como hizo su compañero.