Tráfico | T 49° H 80%

Automovilismo | Estados Unidos | Noticias

El estadounidense Andretti es multado con 2.500 dólares por no obedecer una orden

WUVN News
06/29/2014 8:38 PM
Actualizada: 06/30/2014 1:04 AM

Houston (EE.UU.), 29 jun (EFE).- El piloto estadounidense Marco Andretti fue multado hoy con 2.500 dólares por no haber obedecido la señal de bandera azul que los jueces le mostraron ayer, sábado, en la primera carrera del Grand Prix de Houston, de la competición Indy Car.

Andretti ignoró una bandera azul con la que los jueces le indicaban que debía darle paso al líder de la prueba en ese momento, el japonés Takuma Sato por considerar que le piloto estadounidense trató de mantenerse en la vuelta del líder.

Los jueces de la carrera podrían haber percibido que Andretti retenía a Sato para permitir que su compañero del equipo Autosport, James Hinchcliffe, pudiese alcanzar el liderato.

Debido a que Andretti ignoró la bandera azul, se le dio una bandera negra y un castigo de “drive-thru”.

Además de la multa, la IndyCar puso a Andretti en probatoria por tres carreras que comienzan con la de esta tarde, la décima de la temporada, que también se va a disputar en el circuito urbano del Reliant Park, de Houston.

El equipo de Andretti, Autosport, también fue multado con 2.500 dólares.

Andretti vehementemente mostró su desacuerdo con la sanción tras la sesión de calificación del domingo, que ganó el brasileño Helio Castroneves.

También lo hizo su padre, Michael Andretti, el dueño del equipo, que dijo que la sanción era “injusta” y “estúpida” porque le quitaba al corredor la posibilidad de luchar hasta el final por conseguir la victoria.

El resto de los corredores también vieron el castigo impuesto a Marco Andretti como sin sentido porque todos los pilotos deben luchar al máximo en la pista.

“No estoy de acuerdo con la sanción”, declaró el brasileño Tony Kanaan. “Se trataba de luchar en las últimas vueltas por conseguir el triunfo y cada corredor debe tener ese derecho sin que Andretti tuviese que ceder nada”.

Ante la polémica surgida el presidente de la competición IndyCar, Derrick Walker, explicó que la bandera azul la sacaron porque Andretti se colocó delante del líder, lo obstruyó y no le permitió pasar.

“Cuando se le mostró la bandera azul, Andretti no sólo redujo la velocidad sino que fue más rápido y más rápido sin permitir que el líder lo pudiese hacer, que es lo que establece el reglamento”, señaló Walker. “Si se hubiese movido nada más ver la bandera azul, no tendría que haber sido sancionado”.

Walker reiteró que cuando un corredor recibe una orden del control de la carrera se tiene que obedecer de inmediato.

Pero el máximo responsable del IndyCar reconoció que tendrían que discutir si fue correcto sacarle la bandera azul a Andretti dada la posición que tenía en la carrera.

Por su parte, A.J.Foyt, dueño del coche de Sato, dijo que los corredores del equipo Autosport, al que pertenecen Andretti y Hinchcliffe, siguieron las ordenes que le daban desde el equipo, algo que no debía admitir ninguna duda.