Tráfico | T 61° H 90%

Espectáculos | Noticias

Autores latinoamericanos destacan la impronta de dictaduras en la literatura

WUVN News
07/07/2014 9:51 AM

Gijón, 7 jul (EFE).- Los escritores argentinos Juan Sasturain y Miguel Ángel Molfino y la uruguaya Mercedes Rosende han destacado hoy la “impronta” de las dictaduras como “rasgo diferencial” de la literatura negra iberoamericana.

La realidad de los años setenta del pasado siglo en Sudamérica, con su carga de violencia y represión, han tenido una influencia fundamental en las sociedades que se expresa en la creación literaria, según han explicado los autores que participan en la Semana Negra de Gijón.

“Esta impronta de las dictaduras” se mantiene viva cuarenta años después y sólo desde hace poco algunos escritores empiezan a mirar con “ojos más frescos y nuevos” la realidad que narran, ha asegurado la uruguaya Rosende, ganadora del premio Buenos Aires Negro.

Molfino ha considerado que la novela negra que se ha escrito en los últimos años principalmente en Argentina, Uruguay y Chile configura una “memoria de los años de plomo, un compendio de las atrocidades de las dictaduras”.

El narrador, que ha presentado en el festival cultural gijonés su última novela, “La Polio”, ha asegurado que estos regímenes fueron el resultado de “conspiraciones cívico militares” en las que han tenido “responsabilidad” sectores sociales poderosos como el financiero.

Sasturain ha coincidido en destacar la importancia que tiene “el pasado” como uno de los aspectos diferenciales del genero negro iberoamericano, y que es “mucho más notable” en los autores de su generación.

“En la transición, los españoles decían que no podían pasarse cuarenta años hablando de los últimos cuarenta años, pero nosotros nos pasamos cuarenta años hablando de una década infame y eso ha sido necesario y bueno”, ha dicho la uruguaya Rosende.

Sasturain ha indicado que escritores noveles están produciendo “buenos relatos” que escapan un poco a esta tendencia y tienen otras características que los hacen diferentes a la novela nórdica o estadounidense.

En ese sentido, ha señalado el estilo narrativo “cinematográfico, muy visual” como sucesión de imágenes en planos secuencia y la incorporación de elementos de otros géneros como el histórico y la ciencia ficción.

La novela negra “goza de buena salud” pero en Iberoamérica ha dado un salto cualitativo en los últimos años alcanzando un éxito sorprendente, según han explicado los tres autores sudamericanos.

“La mejor novela negra en español se esta escribiendo en Iberoamérica”, ha asegurado por su parte el director de la Semana Negra, Ángel de la Calle.

Sobre el compromiso social de los escritores, que es el tema de una de las mesas redondas de debates del festival, los tres autores han coincidido en que “el único compromiso que tienen es escribir bien”.

Molfino ha dicho que no cree en los “héroes individuales” porque el “compromiso es colectivo, que puede asumirse de manera personal pero nada tiene que ver con ser escritor o carpintero”, ha dicho.

Sasturain ha considerado que el “compromiso social primero es con uno mismo, pero quien se compromete es la persona, no el escritor”.

También se han referido al papel que la literatura policiaca le ha asignado a la mujer, y han concluido que el genero negro “es bastante misógino”.

“Las mujeres entraron a la novela negra primero como víctimas, luego como asesinas y recién ahora aparecen como investigadoras, pero hay muy pocas autoras”, ha asegurado Sasturain.

Etiquetas