Tráfico | T 43° H 93%

México | Noticias

México busca aumentar el flujo migratorio legal y ordenado por la frontera sur

WUVN News
07/07/2014 11:51 PM

México, 7 jul (EFE).- El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, presentó hoy el programa “Frontera Sur”, que busca que el flujo migratorio con Guatemala y Belice aumente, pero de un modo seguro, legal y ordenado.

Para ello se implementarán una serie de acciones que buscan ordenar los cruces en la frontera sur de México para incrementar el desarrollo y la seguridad de la región y proteger los derechos humanos de los inmigrantes, muchos de ellos menores centroamericanos, que intentan viajar sin documentos a EE.UU.

Peña Nieto presentó el plan en un evento celebrado en el cruce fronterizo de Catazajá, en el estado de Chiapas (limítrofe con Guatemala), uno de los doce existentes en la frontera sur de México, que en total mide 1.149 kilómetros.

El mandatario mexicano estuvo acompañado por su homólogo guatemalteco, Otto Pérez Molina, quien elogió la política migratoria de México, marcada por una visión “humanitaria” y de impulso al desarrollo y a la cooperación, en lugar de levantar “muros” y “obstáculos”, según dijo.

En opinión de Peña Nieto, la presencia de Pérez Molina “acredita la corresponsabilidad de Guatemala y México para trabajar juntos” y hacer de la frontera “una zona más segura, inclusiva y competitiva”.

El plan “Frontera Sur” cuenta con varios ejes de acción, entre ellos el aumento de las medidas de seguridad contra los grupos delictivos que atacan a los inmigrantes en la zona limítrofe entre ambos países.

“He dado indicaciones al gabinete de seguridad para incrementar la eficacia de las medidas contra los grupos delictivos que han atacado y lastimado de manera sistemática a la población migrante y a los habitantes de la región”, dijo el jefe del Ejecutivo mexicano.

Así, el Ministerio de Gobernación (Interior) de México y las autoridades de Guatemala reforzarán las labores conjuntas de inteligencia en las zonas de tránsito de los inmigrantes, para intentar desarticular las bandas que aprovechan la vulnerabilidad de muchos centroamericanos que viajan ilegalmente hacia Estados Unidos.

Otro de los ejes del programa es fomentar el paso formal y ordenado de personas, por lo que se otorgarán “mayores facilidades” para obtener la tarjeta de visitante regional para guatemaltecos y beliceños, cuyo trámite será ahora “más sencillo”.

Con una vigencia de 5 años, esa tarjeta permite a los guatemaltecos permanecer hasta tres días en cualquiera de los 81 municipios de los estados fronterizos mexicanos de Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

Además, para garantizar un mayor ordenamiento fronterizo y una mayor seguridad para los inmigrantes, se mejorará la infraestructura y el equipamiento de los puntos de revisión y cinco de los que eran solo de carácter aduanero pasarán a ser de atención integral.

También se duplicarán las unidades de atención de salud de los inmigrantes, se buscará mejorar las condiciones en las que operan los albergues y estaciones migratorias y se reforzarán los esquemas de colaboración con las asociaciones de la sociedad civil que los atienden.

“He dado indicaciones para que en cada centro de atención integral de tránsito fronterizo se tenga un espacio adecuado para la atención de migrantes menores no acompañados, en tanto se concreta su proceso de repatriación”, apuntó Peña Nieto en referencia a la crisis actual por el aumento de niños que viajan solos a EE.UU.

Otro de los puntos que promoverá el plan será la colaboración con otros países de la región para apoyarlos con los procesos de resguardo, repatriación y disminución de las condiciones que alientan el fenómeno migratorio.

Además, se buscará la coordinación interinstitucional con la firma de un decreto por el que se crea la coordinación para la atención integral de la migración en la frontera sur de México, cuyo titular será nombrado “a la brevedad”.

Pérez Molina destacó, a su vez, que “redoblarán los esfuerzos” para resolver el aumento de la migración infantil, que “impacta fuertemente” a la región y “no puede ser abordado de manera aislada”, según dijo.

Tras reconocer que la frontera representa un “punto vulnerable” y es aprovechada por los grupos dedicados al tráfico de personas para cometer delitos, el mandatario guatemalteco dijo que el ordenamiento de los flujos migratorios no solo fortalece la seguridad de México, sino de toda Centroamérica.

El presidente guatemalteco anunció que su Gobierno iniciará “en breve” un proyecto que permitirá “renovar la infraestructura fronteriza en Guatemala, replicando el modelo de lo que ya existe en México”.

Según el ministro mexicano del Interior, Miguel Ángel Osorio Chong, el año pasado “se internaron (en el país) 250 mil personas por cruces informales que ponen en riesgo su integridad”, de las cuales el 41 % procedía de Guatemala, más del 30 % de Honduras y el 19 % de El Salvador.