Tráfico | T 62° H 90%

Clima | Latinoamérica | Noticias

El río Paraguay vuelve a subir en Asunción, pero sigue la previsión de bajada

WUVN News
07/10/2014 1:45 PM
Actualizada: 07/10/2014 4:50 PM

Asunción, 10 jul (EFE).- El caudal del río Paraguay subió hoy cuatro centímetros en Asunción por las lluvias del miércoles en la capital, pero los expertos mantienen su pronóstico de que está próxima su bajada, tras una crecida que ha provocado su desbordamiento y ha desplazado a centenas de miles de personas.

El medidor del puerto de la capital marcó los 7,38 metros, según la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), después de que el miércoles bajara un centímetro, la primera disminución desde abril.

El incremento de hoy “fue por la lluvia de ayer en Asunción”, dijo a Efe José Luis Ávila, gerente de Navegación e Hidrología de la ANNP.

El caudal “está llegando ya al pico máximo”, estimó el experto, quien pronosticó que “lo más probable es que se estabilice por lo menos este fin de semana y que la semana que viene baje”.

La crecida de los ríos por las lluvias de los últimos meses ha desplazado a unas 240.125 personas en Paraguay, 80.060 de ellas en Asunción, según la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

En la mayoría de los puntos de medición de aguas arriba de la capital el nivel del río Paraguay bajó este jueves, mientras que en su curso inferior se registraron leves alzas.

En la localidad de Pilar, fronteriza con Argentina, la profundidad era hoy de 8,45 metros, un centímetro más que el miércoles, según la ANNP.

La Dirección de Meteorología e Hidrología solo prevé precipitaciones dispersas en el norte del país para esta jornada, mientras que el tiempo será seco en Asunción en los próximos días.

La tendencia a la baja del nivel del río se detendrá una vez que se sienta el impacto de la época de lluvias, en el último trimestre del año, según los meteorólogos.

Este año se prevé que sea más abundante debido a la probable aparición del fenómeno de El Niño, un aumento de la temperatura media en la superficie del océano en el Pacífico que afecta al clima mundial.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) estima en entre un 75 % y un 80 % la probabilidad de que se produzca ese fenómeno de octubre a diciembre próximos.