Tráfico | T 53° H 89%

Estados Unidos | Noticias

Advierten del veloz deterioro de la libertad de prensa en América Latina

WUVN News
07/11/2014 7:13 PM
Actualizada: 07/11/2014 5:42 PM

Washington, 11 jul (EFE).- La libertad de prensa en el continente americano, especialmente en América Latina, sufre un acelerado deterioro y está cada vez más restringida, tanto así que sólo un 2 % de los latinoamericanos tiene acceso a una información totalmente libre e independiente.

Según explicó hoy en Washington la organización Freedom House basándose en su último informe sobre la libertad de prensa, el mundo está asistiendo a un deterioro paulatino de este derecho fundamental, pero destacó que en el caso de Latinoamérica esto está ocurriendo a mayor velocidad.

Durante un foro celebrado en el Congreso de Estados Unidos, la directora del informe, Karin Karlekar, detalló frente a los asistentes que de todos los países latinoamericanos, tan solo Surinam, Uruguay y Costa Rica gozan de un sistema que permite a la prensa ser totalmente libre.

En la mayoría de las naciones del hemisferio los periodistas sufren algún impedimento para ejercer su profesión con libertad, considerados por el informe como “parcialmente libres”, mientras que en Cuba, México, Venezuela, Ecuador y Honduras la organización consideró que la prensa no puede trabajar de manera independiente.

“En el caso de México y Honduras, la razón fundamental es el alto nivel de violencia e intimidación que existe hacia los periodistas, aunque en México también existe una alta concentración de medios”, advirtió Karlekar durante su presentación.

La directora del estudio también apuntó que Colombia ha llevado a cabo “progresos significantes” respecto a la protección de los periodistas lo que, junto a la lucha contra la impunidad en los casos de ataques a profesionales de la información, ha ayudado a mejorar la situación en el país andino.

“Cuba, pese a continuar siendo el peor país en cuanto a libertad de prensa, también ha experimentado algunas mejoras, fundamentalmente debido a la irrupción de los medios digitales e internet”, agregó.

Por el contrario, Karlekar advirtió que la mayor caída en los índices de libertad de expresión del mundo, y el mayor del continente, se ha experimentado en Ecuador, donde la nueva ley de medios ha provocado el cierre de numerosos medios y episodios de autocensura.

Durante el foro se expusieron los casos particulares del canal internacional de televisión NTN24, que fue censurado por el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante el inicio de las protestas estudiantiles el pasado febrero, así como la inconstitucionalidad de la Ley de Medios argentina y el caso del periodista ecuatoriano Juan Carlos Calderón.

El vicepresidente del Consejo de la Magistratura de Argentina, el juez Ricardo Recondo, insistió en su turno de palabra en la importancia de una prensa libre y una Justicia independiente para el buen funcionamiento de las democracias, y advirtió que solo el voto no garantiza un sistema democrático.

Recondo aseguró que en varios países de América Latina “los Gobiernos llegan a través de un sistema electivo”, pero la falta de respeto por las instituciones de control del poder hace que corran el riesgo de caer en “el despotismo”.

“Se hace la votación, pero como no se respetan las instituciones que se han creado para respetar los derechos de los ciudadanos, el pueblo sufre el autoritarismo, (…) sobre todo para quienes piensan de distinta manera”, dijo.

También intervino el periodista Juan Carlos Calderón, quien fuera demandado por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, por ser coautor del libro “El Gran Hermano”, en el que narraba los contratos que su hermano mayor, Fabricio Correa, supuestamente tenía con el Estado.

Calderón aseguró que la ley de regulación de medios ejecutada por el mandatario ecuatoriano ha provocado en el país “un temor al ejercicio del periodismo” y han proliferado los casos de autocensura en los profesionales.

El reportero, especializado en el periodismo de investigación, dijo además que el Gobierno de Correa intenta implementar, e incluso exportar, la idea de que los periodistas independientes, en tanto que no están sujetos al Estado, no tienen derecho a informar porque no han participado de un sistema asambleario.

“La prensa independiente no tiene legitimidad para supervisar la actuación del Gobierno, (…) al contrario, es el pueblo, que ha elegido al Gobierno, quien puede cuestionar las acciones de los periodistas”, indicó.

Sin embargo, Calderón hizo un llamado a continuar ejerciendo el periodismo libre pese a los impedimentos ya que, como subrayó, “solo la libertad de expresión ejercida a través de los medios masivos puede proteger el resto de los derechos”.

“Frente a todo esto hay antídotos, que es continuar publicando, como a través del periodismo de investigación, desde el que intentamos sostener el debate que permita sacar adelante los temas que de alguna manera se ocultan en el Ecuador”, agregó.