Tráfico | T 62° H 80% | Powered by Yahoo! Weather

Economía | Noticias

S and P se suma al resto de agencias y baja otra vez la deuda de Puerto Rico

WUVN News
07/11/2014 9:10 PM

San Juan, 11 jul (EFEUSA).- Standard & Poor’s se sumó hoy a las otras dos grandes agencias estadounidenses de calificación y bajó la nota que confiere a los bonos de obligaciones generales de Puerto Rico, en esta ocasión un escalón dentro del grado especulativo (“chatarra”).

La casa acreditadora redujo la nota de esos instrumentos de deuda, que ascienden a 14.400 millones de dólares, de BB+ a BB, aludiendo a la reciente aprobación de una ley que crea el marco legal para que las corporaciones públicas de la isla puedan declararse en quiebra y reestructurar su deuda.

Moody’s y Fitch tomaron recientemente acciones similares remitiéndose también a la ley aprobada por el gobernador Alejandro García Padilla el pasado 28 de junio.

Además, bajó la calificación de la deuda a largo plazo del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) de BB a BB- con perspectiva negativa, argumentando que su capacidad para devolver la deuda depende en gran medida de que puedan hacer lo propio el Estado Libre Asociado y sus corporaciones públicas.

“Creemos que la promulgación de la ley es indicativa de los desafíos económicos y fiscales del Estado Libre Asociado en su conjunto, lo que podría dar lugar a presiones de liquidez adicionales a largo plazo”, explicó S&P en un comunicado.

Añadió que “si bien la deuda de las obligaciones generales del Estado Libre Asociado se excluyen de la ley, también creemos que la propia promulgación del texto señala un cambio potencial en su históricamente fuerte voluntad de continuar cumpliendo con sus obligaciones para con los tenedores de bonos”.

También revisó a la baja la calificación de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante de Puerto Rico (Cofina), de la Autoridad de Carreteras y Transportación, la Agencia de Financiación Municipal, el Sistema de Retiro de Empleados Públicos, la Autoridad de Financiación de Infraestructuras y la del Distrito del Centro de Convenciones.

“Aunque desde el punto de vista de crédito vemos como favorable la reciente promulgación de un presupuesto para el año fiscal 2015 que mejora significativamente la alineación estructural, seguimos viendo la situación fiscal del Estado Libre Asociado como precaria”, añadió.

El presupuesto previsto para el ejercicio fiscal 2015 (que comenzó el pasado 1 de julio) no incluye déficit, por primera vez en 22 años, pero S&P cree que su aplicación conlleva “riesgos de implementación” en vista de que hoy se difundieron los datos del año anterior y se observan unos ingresos 488 millones de dólares inferiores a lo que planeaba el Gobierno.

“El presupuesto fiscal de 2014 había apuntado inicialmente un déficit de 650 millones, equivalente al 6 % de los créditos, y ahora cuenta con un estimado de déficit de 783 millones, o el 8 % de los créditos”, recuerda S&P.

Ante esta rebaja, el presidente de la Junta de Directores del Banco Gubernamental de Fomento, David Chafey, y la secretaria de Hacienda, Melba Acosta, emitieron un comunicado conjunto en el que aseguraron que “es totalmente incorrecta la insinuación de S&P de que la recién aprobada Ley para la Recuperación represente un cambio a la voluntad histórica de Puerto Rico de cumplir con sus obligaciones con los bonistas”.

“Dicha Ley explícitamente excluye al Estado Libre Asociado, a todos sus municipios, al BGF y a Cofina, y de ninguna manera altera nuestros compromisos de honrar la deuda de obligaciones generales, de Cofina y otras deudas relacionadas”, dijeron.

Según explicaron, “el objetivo explícito de la Ley para la Recuperación es proteger el BGF, el Fondo General y la deuda de obligaciones generales concediendo a las corporaciones públicas la oportunidad de alcanzar su autosuficiencia financiera y al así hacerlo no necesitar más el apoyo del Fondo General ni del BGF”.

“Esta Administración ha implantado medidas importantes y decisivas con el objetivo de estabilizar la situación fiscal de Puerto Rico, fomentar el crecimiento económico y salvaguardar y reforzar el crédito de Puerto Rico”, apuntaron.

Detallaron que esas medidas incluyen la aprobación del primer presupuesto balanceado en 22 años, una reforma integral del Sistema de Retiro de los Empleados públicos, la aprobación de la Ley de Sostenibilidad Fiscal para el control de gastos operacionales y otras medidas importantes para fortalecer las corporaciones públicas de Puerto Rico”.

“Nos mantenemos firmes en nuestra determinación de superar con éxito esta etapa. Lo haremos recuperando la salud fiscal y poniendo toda nuestra energía en encaminar a Puerto Rico en la ruta hacia la recuperación”, defendieron.