Tráfico | T 57° H 74%

Estados Unidos | Noticias

Biden insta a los kurdos a resolver los temas territoriales de Irak pacíficamente

WUVN News
07/12/2014 8:48 PM
Actualizada: 07/13/2014 4:30 AM

Washington, 13 jul (EFE).- El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, telefoneó al presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, con quien acordó que cualquier “disputa territorial” en Irak se resolverá mediante los mecanismos establecidos en la Constitución del país y de manera pacífica.

La conversación se produjo una semana después de que Barzani pidiera al Parlamento que fije una fecha para celebrar un referéndum en las zonas en disputa con Bagdad, como primer paso para una futura consulta de independencia del Kurdistán.

El presidente kurdo pretende celebrar un plebiscito pese a que el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, ha rechazado esa posibilidad y la ha calificado de “inconstitucional”, a la vez que ha insistido a los kurdos que no se aprovechen de la actual crisis para independizarse.

Biden y Barzani coincidieron en “la importancia de la formación de un nuevo Gobierno iraquí lo antes posible y de conformidad con los plazos establecidos en la Constitución de Irak” y estuvieron de acuerdo en que una de las primeras tareas de ese nuevo Gobierno debe ser abordar los conflictos de larga data que existen entre el Ejecutivo central y los regionales.

“Con este fin, los dos líderes acordaron que cualquier disputa territorial que surja debido a una exigencia de la crisis actual debe resolverse pacíficamente, de manera justa y transparente, y en plena consulta con todas las comunidades”, explicó la Casa Blanca en un comunicado.

El vicepresidente estadounidense ofreció sus condolencias por los combatientes kurdos “peshmerga” recientemente fallecidos en batalla contra la milicia extremista suní del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL o ISIS, en sus siglas en inglés) y apreció los esfuerzos de todos los soldados iraquíes que luchan contra el mismo enemigo.

Biden animó así a que todas las fuerzas se unan para luchar contra el grupo terrorista que está tomando cada vez más presencia en suelo iraquí.

Asimismo, el vicepresidente estadounidense telefoneó al presidente saliente de la Cámara de Representantes iraquí, el suní Osama al Nuyaifi, quien ha preferido no presentarse a la reelección para su cargo y dejar espacio a la renovación gubernamental ante la crisis.

Biden “elogió a Al Nuyaifi por su patriotismo al dejar a un lado su candidatura para un nuevo mandato como presidente del Parlamento, en un esfuerzo para mover Irak hacia adelante y acelerar el proceso de formación de Gobierno”.

“Ambos líderes coincidieron en que todas las fuerzas políticas iraquíes deben trabajar para formar un nuevo Gobierno que goce de una amplia aceptación nacional lo más rápidamente posible”, agregó la Casa Blanca.

El conflicto adquirió una nueva dimensión desde que este mes se proclamara, por parte del radical Estado Islámico, un califato que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.

Los yihadistas se han hecho con el control de una vasta zona de la provincia siria de Deir al Zur, fronteriza con Irak, tras la retirada de las brigadas rebeldes rivales, algunas de las cuales se han unido a sus filas.

La ofensiva yihadista, que en pocos días se hizo con gran cantidad de territorio fronterizo con el Kurdistán ante la desbandada del Ejército iraquí, propició que las tropas kurdas se desplegaran en la frontera y tomaran el control de Kirkuk, objeto de disputa con las autoridades iraquíes.

Considerada por los kurdos como su capital histórica, esa importante localidad petrolera se quedó hace una década fuera de la autonomía kurda, en medio de promesas de un referéndum sobre su incorporación que nunca se cumplieron.

Desde el primer momento, el Gobierno kurdo se ofreció al iraquí para combatir al EIIL con sus soldados, los conocidos “peshmergas”, pero Al Maliki se ha negado repetidamente.

Etiquetas