Tráfico | T 49° H 80%

Estados Unidos | Noticias

El gobernador de Texas irrumpe en la esfera nacional de EE.UU. con la crisis fronteriza

WUVN News
07/12/2014 5:53 PM

Washington, 12 jul (EFE).- El gobernador de Texas (EE.UU.), el republicano Rick Perry, ha aprovechado su papel en la crisis de inmigración infantil que principalmente azota su estado para regresar a la esfera política nacional, un movimiento que muchos interpretan como un paso previo a una nueva carrera presidencial.

Precisamente hoy, Perry utilizó las páginas del diario The Washington Post para arremeter contra uno de los nombres que más han sonado en los últimos meses para formar parte de la lista en las primarias republicanas, el senador por Kentucky Rand Paul.

Perry, cuyo cargo actual no le ofrece oportunidades reales para tratar la política exterior del país, calificó en su columna de opinión como “desalentador” el hecho de que Paul abogue por políticas no intervencionistas y, bajo su punta de vista, “sugiera” que EE.UU. “debe ignorar lo que está sucediendo en Irak”.

Sin embargo, aprovechando su nuevo resurgir, el gobernador de Texas utilizó su espacio en el diario para criticar a un posible rival, en caso de que ambos se presenten a la candidatura, a la vez que castigó al presidente Barack Obama por confundir en materia exterior “liderazgo con pasividad”.

Perry alerta en el texto del peligro que puede suponer para Estados Unidos el incremento del poder de la milicia extremista suní del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL o ISIS, en sus siglas en inglés) y advierte de que muchos de sus miembros cuentan con pasaportes europeos o estadounidenses que les permiten la entrada al país.

“Esto representa una verdadera amenaza para nuestra seguridad nacional, ante la que Paul parece estar curiosamente ciego”, escribió Perry, citando un artículo de Paul publicado el mes pasado en el diario Wall Street Journal.

El gobernador de Texas ha ejercido un papel de bajo perfil a escala nacional desde que fuera eliminado de la carrera por la candidatura republicana a la Presidencia en 2012, tras protagonizar un lapsus en uno de los debates de las primarias.

Sin embargo, su figura ha vuelto a la palestra en un momento clave, a apenas unos meses de las legislativas de mitad de mandato y de que comiencen a hacerse oficiales los nombres que presentarán sus propuestas para llegar a la Casa Blanca.

La crisis humanitaria que está azotando la frontera sur de Estados Unidos, principalmente en la zona del valle de Río Grande (Texas), ha hecho que la Administración Obama y el Gobierno estatal hayan tenido que coordinarse y trabajar juntos para hallar soluciones.

Muchos analistas coinciden que el protagonismo que ha ido ganando a raíz de ello el gobernador texano incluye su nombre junto a otros posibles candidatos presidenciales republicanos para 2016, como el citado Paul, o los senadores de origen cubano Marco Rubio o Ted Cruz, así como al exgobernador de Florida, Jeb Bush.