Tráfico | T 50° H 86%

Espectáculos | Estados Unidos | Noticias

Un golpe de suerte le dio la libertad a un cubano que bailará en un ballet de Miami

WUVN News
07/13/2014 11:40 AM

Miami (EE.UU.), 13 jul (EFE).- Un error inesperado en el visado le dio la libertad al bailarín clásico cubano Jaime Reytor, quien lo aprovechó para escapar de la isla a Miami, en Estados Unidos, donde a partir de este mes acompañará el espectáculo “Ballets rusos, grandes selecciones”.

Con 23 años, este artista formado en el Ballet Nacional Cubano (BNC), debutará el próximo 27 de julio en el Auditorio del Condado Miami-Dade junto con otros 7 bailarines de esa misma compañía que también huyeron de Cuba.

Reytor, quien en Cuba iba a ir como suplente a una presentación en Puerto Rico junto con el resto de los bailarines del BNC en junio pasado, explicó a Efe que tuvo que quedarse en el aeropuerto porque tuvo un problema en su visado.

Fue una “odisea” la forma como huyó de Cuba, recuerda el bailarín, quien contó que dos días después, de forma sorpresiva, lo llamó la embajada de Estados Unidos para que recogiera su pasaporte, al que le había faltado las huellas digitales.

Fue un fallo “inusual” porque los pasaportes siempre los tienen, en este caso, los directivos de la compañía de baile, “nunca” están en posesión de los bailarines, aseguró.

“No lo pensé dos veces”, indicó Reytor, quien corrió a la embajada para recibir en sus “propias manos” el pasaporte, con el “miedo” metido en el cuerpo y los “nervios” a flor de piel.

Y sin despedirse de su familia, por temor a que lo encarcelaran, compró un pasaje de avión con el que viajó a Estados Unidos el pasado 6 de junio.

“Lo que me impulsó a salir de Cuba fue poder buscar la libertad como ser humano”, señaló el artista.

Reytor vive ahora en la Academia de Ballet Clásico Cubano, en Miami, dirigida por Pedro Pablo Peña, y comentó que su sueño es “bailar, crecer como profesional y probar nuevos estilos” para tener la oportunidad de trabajar en “diferentes compañías”, una posibilidad que el bailarín clásico calificó inexistente en la isla.

Aseguró que también le gusta “la pintura, hacer esculturas y mezclarlo con el ballet” y por ello quiere estudiar arte.

Por ahora, el joven se dedica al baile en compañía de los otros 7 jóvenes cubanos, quienes fueron a la presentación en Puerto Rico y luego escaparon desde allí a Estados Unidos, a donde llegaron el pasado 9 de junio.

Ellos solicitaron sus pasaportes retenidos por funcionarios cubanos con el argumento de que los necesitaban para recoger el dinero que sus familiares supuestamente les habían enviado desde Miami.

Reytor explicó que primero llegó a donde un amigo de su madre en Phoenix, en Arizona, en donde estuvo dictando algunas clases, pero luego se reunió con el otro grupo de bailarines exiliados cuando le ofrecieron participar en el programa de baile en Miami.

El bailarín expresó que es consciente de la “gran suerte” que tiene porque el Gobierno de Estados Unidos proporciona muchas ayudas y facilidades a los cubanos.

Desde 2007, al menos 35 bailarines han solicitado asilo en Estados Unidos y otros países, según el Ballet Clásico Cubano de Miami.

Etiquetas