Tráfico | T 34° H 96%

Automovilismo | Noticias

Márquez no falla y va camino de hacer de su historia algo insuperable

WUVN News
07/14/2014 8:10 AM

Sachsenring (Alemania), 14 jul (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) no falló tampoco en el Gran Premio de Alemania de MotoGP y eso que se vio lo nunca visto en la salida, por lo que de continuar así va camino de hacer de su historia algo insuperable para el resto de pilotos en décadas.

Márquez encadena nueve victorias consecutivas y las ha protagonizado de todos los colores.

Para los que pensaron que la de Holanda había sido la más complicada por las condiciones meteorológicas, ahora ya se puede comparar con la de Alemania, en cuyo circuito de Sachsenring se vivieron unas circunstancias excepcionales jamás vistas en la era de MotoGP y quizás en toda la historia del campeonato.

Hasta catorce pilotos optaron por salir desde la calle de talleres para poder cambiar de moto, entre ellos todos los aspirantes a la victoria y no pasó nada ya que al final acabaron delante los de siempre.

El alemán Stefan Bradl fue el que más arriesgó al principio y eso le sirvió para salir con ventaja, pero sus mecánicos no debieron hacer el trabajo completo y con el paso de las vueltas fue perdiendo terreno frente a los grandes “monstruos” de la categoría para acabar incluso fuera de los puntos.

La exhibición de Marc Márquez, por ahora, vuelve a no tener parangón. Decidió “copiar” lo que hiciesen sus rivales y cuando los vio entrar en sus talleres se fue con ellos, cambio de moto y se puso el primero en la línea de salida. De ahí a la victoria sólo fue una cuestión de tiempo.

Dani Pedrosa, su compañero en el equipo Repsol y con quien continuará durante dos temporadas más, fue el que más se acercó, sobre todo porque Dani tiene en Sachsenring uno de sus circuitos talismán, en donde ha ganado hasta en seis ocasiones, cuatro de ellas en MotoGP, pero Márquez fue demasiado Marc y la racha parece haberse roto definitivamente.

El líder del mundial de MotoGP y campeón en título de la categoría asume con soltura todos los retos que se le plantean y no parece que su reinado vaya a tener un final temprano. Hasta el momento lleva nueve victorias consecutivas y se encuentra a solo una de la racha que en 1970 encadenó el italiano Giacomo Agostini sobre la mítica MV Agusta, pero nadie duda de que ese será uno más de los récords que batirá el simpático piloto español, que ha sabido y sabe ganarse como todo un Valentino Rossi el favor de la afición.

El año pasado comenzó humilde al afirmar que no pensaba en el título mundial sino en ir gran premio a gran premio y se acabó proclamando campeón del mundo.

Esta temporada ya asegura “al noventa y cinco por ciento de posibilidades” que no se puede ser campeón del mundo ganando todas las carreras pero augura que “mientras que pueda lo seguiré intentando”.

¿Alguien duda que lo acabará consiguiendo?.

Por Juan Antonio Lladós.