Tráfico | T 51° H 39%

Espectáculos | Noticias

El Festival de Salzburgo homenajea a Strauss y recuerda la Gran Guerra

WUVN News
07/17/2014 9:21 AM

Viena, 17 jul (EFE).- El Festival de Salzburgo levanta mañana el telón de un programa con 270 funciones que este año prestará especial atención a Richard Strauss, en el 150 aniversario de su nacimiento, y al estallido de la I Guerra Mundial hace 100 años.

La ciudad natal de Mozart concentrará durante seis semanas las mejores voces y batutas del panorama musical, con nombres como Plácido Domingo, Rolando Villazón, Juan Diego Flórez, Anna Netrebko, Cecilia Bartoli, Elina Garanca, Daniel Barenboim, Riccardo Muti, Gustavo Dudamel, Nikolaus Harnocourt y Jordi Savall.

La fiesta musical y teatral comenzará el día 18 con el oratorio “La creación” de Haydn, dentro de la sección Obertura espiritual, que este año cumple su tercera edición en su análisis de distintas músicas sacras del mundo.

Tras recorrer el judaísmo y el budismo en los últimos años, Salzburgo profundiza en 2014 en el islam.

Rituales sufíes y obras compuestas en la filosofía de místicos de Persia se mezclan en el programa de esta sección con clásicos de la música cristiana, como la “Misa de la Coronación”, de Mozart, o el “Te Deum”, de Bruckner.

El músico español Jordi Savall participará en esta serie de conciertos con su proyecto “Bal kan: Miel y Sangre”, en el que músicos de 12 países exploran las músicas de esa región.

Parte de la programación de este festival de festivales está dedicada en 2014 a Richard Strauss, una de las personalidades que ayudó a consolidar esta cita en sus comienzos, hace ya 94 años.

Habrá donde elegir: La ópera “Der Rosenkavalier”, los poemas sinfónicos de “Muerte y Transfiguración” o su archiconocida “Así habló Zaratrusta”, con Gustavo Dudamel dirigiendo a la Filarmónica de Viena, son algunos de los momentos destacados del homenaje que Salzburgo dedica al compositor alemán.

Otro aniversario que el Festival va a conmemorar con música es el del comienzo de la I Guerra Mundial hace 100 años.

Para ello, se ha programado el estreno mundial de la ópera “Charlotte Salomon”, de Marc André Dalvabie.

Esta pieza estudia el desastre y las consecuencias de la Gran Guerra a través del testimonio de la pintora Charlotte Salomon, que sobrevivió al conflicto y fue luego asesinada en 1943 por los nazis en el campo de exterminio Auschwitz.

El recuerdo de la guerra es el elemento común de tres nuevas producciones teatrales que se presentarán en Salzburgo: “Los últimos días de la humanidad”, de Karl Krauss; el “Don Juan vuelve de la guerra”, del húngaro Ödön von Horváth; y “The Forbidden Zone”, de Duncan Macmillan.

Con un total de 270 funciones, conciertos y recitales de ópera, la oferta de Salzburgo este verano vuelve a ser, de nuevo, extraordinaria.

En apenas 45 días, pasarán por la ciudad austríaca Riccardo Muti dirigiendo a los filarmónicos vienes en obras de Bruckner o Strauss y Barenboim con su West-Eastern Divan Orchestra.

Se podrá disfrutar de Anna Netrebko, junto a Plácido Domingo, en el “Il Trovatore” de Verdi; o ver a Elina Garanca compartiendo escenario con Juan Diego Flórez en “La Favorite”.

Y para asegurar que el público se renueva, el festival ofrece incluso un programa especial para los niños.

“La Cenerentola” o “El rapto en el serrallo”, de Mozart, son dos de las piezas que se han adaptado para que pequeños de hasta cuatro años pueden empezar su viaje por el mundo de la ópera.

El año pasado, más de 280.000 espectadores pasaron por el Festival de Salzburgo, que registro una cuota de ocupación del 93 por ciento.

Alexander Pereira, intendente del certamen desde 2012, se despide este verano de Salzburgo para ocuparse de La Scala de Milán a partir de octubre.

Los dos próximos años la presidenta del Festival, Helga Rabl-Stadler, y el director escénico Sven-Eric Bechtolf, dirigirán juntos el Festival, del que se hará cargo en 2017 el pianista Markus Hinterhäuser.

Por Antonio Sánchez Solís.