Tráfico | T 61° H 81%

Latinoamérica | Noticias

Fuerte reclamo de la justicia en Argentina tras 20 años del impune ataque a la AMIA

WUVN News
07/18/2014 12:08 PM
Actualizada: 07/18/2014 5:11 PM

Buenos Aires, 18 jul (EFE).- Los familiares de las 85 víctimas del atentado perpetrado hace 20 años contra la sede de la mutualista judía AMIA de Buenos Aires hicieron hoy un fuerte reclamo de justicia ante este ataque terrorista que permanece impune, y criticaron al Gobierno por su acuerdo con Irán.

El acto central de homenaje a las víctimas comenzó con un toque de sirenas a las 09.53 hora local (12.53 GMT), en coincidencia con la hora exacta en la que se perpetró el atentando del 18 de julio de 1994 contra la sede de la Asociación Mutualista Argentina (AMIA).

A las puertas de la reconstruida sede de la mutualista y bajo el lema “Ni un día de olvido”, se leyeron los nombres de todos los fallecidos.

“Muchas veces soñamos con llegar a un aniversario con un momento íntimo de recordación, pero ese anhelo será imposible mientras que no hayamos encontrado justicia”, dijo en el acto el vicepresidente de la AMIA, Ralph Thomas Saieg.

Afirmó que la Justicia “ha avanzado poco” para capturar a los iraníes sindicados como responsables del ataque y para investigar la conexión local del atentado, es decir, quienes dieron apoyo a los terroristas.

Saieg reclamó al Parlamento argentino que derogue el memorando de entendimiento que Argentina firmó con Irán para intentar esclarecer el ataque, cuya planificación y ejecución es atribuida al grupo terrorista Hizbulá.

El acuerdo, que según Saieg “no tiene ninguna utilidad”, fue rubricado en enero de 2013 y ratificado un mes después por el Parlamento argentino, pero en mayo pasado, a petición de la AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, un tribunal declaró su inconstitucionalidad, decisión que fue apelada por el Gobierno argentino.

El memorando -que en el caso de Irán, no ha comunicado oficialmente a Argentina si lo ha ratificado o no- contempla la creación de una comisión de expertos que revise la causa judicial por el atentado a la AMIA y el desplazamiento del juez argentino a cargo del caso a Teherán para interrogar a los sospechosos.

El Gobierno de Cristina Fernández defiende el acuerdo como vía para lograr algún avance en la investigación, prácticamente estancada desde 2006, cuando la Justicia argentina ordenó la captura internacional de ocho imputados, entre ellos del expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani, que Irán se ha negado a extraditar.

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, reiteró hoy en rueda de prensa que el memorando “constituye una herramienta tendiente” a “resolver una cuestión irresuelta durante 20 años”.

“Consideramos que es una cuestión que debe ser esclarecida, para lo cual es necesario recurrir con múltiples herramientas jurídicas de carácter internacional que indudablemente impacten en forma positiva” en la investigación del atentado, afirmó.

Durante el acto organizado por AMIA, Luis Czyzewski, en nombre de los familiares de las víctimas, dijo que el memorando fue “negociado en secreto”, sin pedir opinión a los querellantes.

“Nuestros muertos piden justicia, no acuerdos”, afirmó Czyzewski.

Durante el homenaje a las víctimas, fue proyectado un mensaje de video grabado por el papa Francisco, en el que el Sumo Pontífice expresó su deseo de que “se haga justicia” por el atentado y pidió a Dios que dé paz a los fallecidos “en este acto de locura”.

Francisco dijo que el terrorismo “solamente sabe matar y no sabe construir, destruye” y expresó su “cercanía” a “todos aquellos que han visto vidas sesgadas, esperanzas truncadas, ruinas” a partir de este ataque.

“Una vez dije que Buenos Aires era una ciudad que necesitaba llorar, que todavía no había llorado lo suficiente. A riesgo de caer en un lugar común, lo repito: nos hace falta llorar. Somos muy proclives a archivar las cosas, a no hacernos cargo de historias, de sufrimientos, cosas que podrían haber sido bellas y no fueron”, dijo.

“Junto a mi cercanía, junto a mi oración por todas las víctimas, también hoy va mi deseo de justicia. Que se haga justicia. y que Dios bendiga a todos, a las instituciones, a la familia, y que Dios dé paz a los que murieron en este acto de locura”, añadió.

Además del acto organizado por la AMIA, han sido convocados otros tres -impulsados por diferentes grupos de sobrevivientes y amigos y familiares de las víctimas-, que se realizarán ante los Tribunales, frente a la sede del Ejecutivo argentino y a las puertas del Congreso.

El atentado contra la AMIA fue el segundo ataque terrorista contra los judíos de Argentina, después de que 29 personas murieran en 1992 al explotar una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires, atentado también atribuido a Hizbulá.