Tráfico | T 67° H 63%

Latinoamérica | Noticias

Mujica reprende a un ganadero por implicarle en la política interna de Paraguay

WUVN News
07/19/2014 1:50 AM

Asunción, 18 jul (EFE).- El presidente de Uruguay, José Mujica, reprendió hoy en público al representante de una asociación ganadera paraguaya después de que le colocara en las manos y ante la prensa una camiseta con un pedido de liberación de un secuestrado, sin haberle preguntado ni informado antes.

La discusión ocurrió cuando Mujica recorría la principal exposición ganadera de Paraguay, su última actividad durante una visita oficial de un día en la que se entrevistó con su homólogo paraguayo, Horacio Cartes.

El presidente de la Asociación Paraguaya de Criadores de Nelore, Manuel Rodríguez, acercó al mandatario uruguayo una camiseta con la frase: “Liberen a Arlan”, un adolescente que está secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), desde hace 107 días, según el Gobierno.

Mujica escuchó ante las cámaras el pedido de Rodríguez para que se sume “al clamor generalizado de todos los paraguayos de bien” por la libertad de Arlan Fick, de 16 años, quien fue secuestrado por el EPP el pasado 2 de abril en una finca rural del departamento norteño de Concepción, según las autoridades.

“No, pero escúcheme una cosa. Yo soy un visitante en su país, usted no me puede meter en los problemas internos del Paraguay”, contestó con voz firme Mujica en cuanto el empresario terminó de hablar, mientras intentaba ver lo que ponía en la camiseta.

“No, no, usted primero lo habla conmigo y me lo dice, yo no tengo ningún problema de pedir la libertad de cualquiera que injustamente esté detenido, pero no me lleva por delante, usted tiene que ubicarse”, le espetó el anciano presidente a Rodríguez en medio de un enjambre de periodistas y autoridades.

“Si la causa es justa yo se la voy a… Pero no tengo ni el nombre ni sé, entonces no me puede agarrar, porque yo no soy un acto de propaganda de Cocacola, soy un amigo del Paraguay, si esa causa es justa tiene mi respaldo pero yo tengo que saberlo”, manifestó Mujica, visiblemente molesto.

A continuación el presidente de Uruguay comenzó a retirarse mientras una periodista paraguaya le preguntaba si conocía al EPP. “No conozco”, respondió ya rodeado de sus escoltas y acompañantes.

Según el Gobierno paraguayo, el EPP es un grupo armado formado por una veintena de personas que se esconden en zonas boscosas de la región norte del país y al que atribuyen varios secuestros y una treintena de muertes en la última década.

El pasado mayo Alcides Oviedo, un líder histórico del EPP que está encarcelado por secuestro desde 2004, condicionó en una carta la entrega de Alan Fick a la liberación de los presos de ese grupo.

La familia reveló que pagó un rescate de 500.000 dólares, además de distribuir alimentos por otros 50.000 dólares y divulgar un vídeo propagandístico, como le exigió el EPP, que sin embargo no liberó al joven.

A principios de este mes dos torres de electricidad cerca de la ciudad de Horqueta, a unos 300 kilómetros al norte de Asunción, explotaron dejando sin energía eléctrica a unas 90.000 familias durante todo un día. El Gobierno y la Fiscalía lo atribuyeron al EPP, aunque este grupo no lo ha reivindicado.

Nada más asumir el poder en agosto de 2013, el presidente Cartes impulsó con su formación, el Partido Colorado, unas enmiendas a la ley de Defensa Nacional para usar las Fuerzas Armadas para perseguir al EPP.

Desde entonces, el Ejército fue desplegado en la frontera de los departamentos de San Pedro y Concepción, los de menos desarrollo económico y de infraestructuras de la mitad oriental del país.

Y donde se concentran los mayores índices de pobreza rural de Paraguay, cuyas principales economías son la ganadería y la producción de soja.

Un 18 por ciento de la población, 1.200.000 personas, vive en la pobreza extrema, según cifras oficiales.

La retención más larga atribuida a miembros del EPP fue la de Cecilia Cubas, hija del expresidente Raúl Cubas Grau, quien fue secuestrada en septiembre de 2004 y hallada sin vida en febrero de 2005.