Tráfico | T 23° H 62%

Espectáculos | Noticias

Los escritores guatemaltecos intentan abrirse paso durante la Feria del Libro en su país

WUVN News
07/20/2014 1:41 PM

Guatemala, 20 jul (EFE).- Los títulos de autores guatemaltecos han empezado a abrirse paso dentro de las preferencias de los lectores locales durante la XI edición de la Feria Internacional del Libro de Guatemala (Filgua), aunque de acuerdo a los expertos aún queda mucha ruta por cubrir.

“Falta mucho para que a los guatemaltecos les interesen los autores guatemaltecos”, opina el escritor y periodista de este país Francisco Alejandro Méndez, de 49 años, autor del Diccionario de Autores y Críticos de Guatemala (2010).

La celebración de una nueva edición de Filgua, que inició el 10 de julio pasado y terminará el próximo domingo, permite “acercar a los escritores con su público” declaró Méndez a Acan-Efe.

La Feria Internacional del Libro en Guatemala, organizada por la Gremial de Editores, es una de las más importantes del istmo y en esta ocasión se lleva a cabo bajo el tema “Guatemala por la lectura”.

Los escritores de 14 países han compartido con miles de aficionados a la lectura durante la feria, ubicada en el sur de la capital guatemalteca en un salón con 144 locales y más de 300 actividades programadas entre conversatorios, actos y presentaciones.

“En cierta parte es una Navidad adelantada para nosotros por los precios que ofrece la feria”, dice Silvia Pineda a Acan-Efe mientras recorre los pasillos de Filgua, junto a su hermana de 17 años, buscando aprovechar descuentos en los precios de libros que van desde el 10 hasta el 60 por ciento.

“Hemos venido en las últimas dos ediciones”, agrega.

Dentro de los principales títulos buscados por los lectores está “Portillo, la democracia en el espejo”, una biografía del expresidente de Guatemala Alfonso Portillo, del autor Byron Barrera Ortiz recientemente presentada.

Otros de los libros más solicitados, de acuerdo a los medios locales, es “Crimen de Estado, el caso Parlacen” del periodista salvadoreño Laffite Hernández.

La lectura para menores también llama la atención dentro de la feria, con títulos buscados por niños como “La risa contagiosa” del costarricense Jaime Gamboa o por adolescentes como la trilogía de ciencia ficción “Divergent, Insurgent and Allegiant”, de la estadounidense Veronica Roth.

Los organizadores calculan que durante todo el evento asistirán alrededor de 43.000 personas.

Ricardo Bollman, de 25 años, es otro amante de la lectura que asistió Filgua y que se sorprendió con ver estudiantes durante la feria. “Fomentar la lectura en los jóvenes es algo crítico para el desarrollo del país”, subraya.

La vicepresidenta guatemalteca, Roxanna Baldetti, también visitó Filgua durante la semana y participó en una actividad leyendo el tercer capítulo de “El Principito”, el clásico del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry.

“En Filgua he tenido la oportunidad de ver a familias enteras salir realizadas porque todos encontraron algo que les fascinó”, destaca Ángel Mazariegos, uno de los editores de Cara Parens, editorial que pertenece a la privada Universidad Rafael Landívar.

Los ya consagrados autores guatemaltecos como Ana María Rodas, Javier Payeras, Humberto Ak’abal y el mismos Méndez fueron parte de Filgua, donde el nombre de su compatriota Miguel Ángel Asturias está presente en casi todos los locales con algunas de sus obras.

Asturias ganó en 1967 el Premio Nobel de Literatura, un mérito que comparte en Latinoamérica solamente con otros cinco escritores: la chilena Gabriela Mistral (1945), el chileno Pablo Neruda (1971), el colombiano Gabriel García Márquez (1982), el mexicano Octavio Paz (1990) y el peruano Mario Vargas Llosa (2010).

Filgua ha intentado mantenerse y promover la lectura en un país donde más de la mitad de la población no terminó los estudios básicos y 15 de cada 100 personas no sabe leer ni escribir, según datos oficiales de 2012.