Tráfico | T 48° H 77%

Economía | Estados Unidos | Noticias

Wall Street se preocupa, relativamente, por la crisis internacional

WUVN News
07/21/2014 11:44 AM
Actualizada: 07/21/2014 5:11 PM

Nueva York, 21 jul (EFE).- Los inversores en Wall Street se levantaron hoy reflexivos respecto a las crisis en Ucrania y Gaza y el Dow Jones llegó a bajar 100 puntos, pero pronto vieron que, a corto plazo, los efectos económicos todavía no han llegado y a punto estuvieron de borrar las pérdidas.

Si en “Casablanca” Humphrey Bogart e Ingrid Bergman se decían aquello de que “el mundo se desmorona y nosotros nos enamoramos”, en Wall Street lucharon hoy por impedir que las crisis que desestabilizan el panorama internacional (el avión siniestrado en Ucrania con 298 personas a bordo y el ataque de Israel en la Franja de Gaza) no arruinen su historia de amor con las cotizaciones altas.

Y así, mientras el viernes pasado el parqué neoyorquino cerró con ganancias pese a la incertidumbre y el posicionamiento de la comunidad internacional contra Rusia, que incluso habló de una nueva Guerra Fría, la sangre no llegó al río de Wall Street y las pérdidas acabaron siendo de menos de un tercio de punto en los tres índices.

De este modo, pese a que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama salió a pedir al mandatario ruso, Vladímir Putin, que colabore en la investigación del avión siniestrado y el secretario de Estado, John Kerry, aseguró que había “certeza” sobre un “flujo de armamento” de Rusia hacia el este de Ucrania, los mercados decidieron no alarmarse.

Lo mismo sucedió respecto a Oriente Próximo, donde prosiguen los ataques del Ejército de Israel contra la población palestina en Gaza, región en la que durante el fin de semana se alcanzó un auge de víctimas mortales.

Y aunque el Dow Jones terminó con muchas empresas en números rojos, cerró con sus 17.000 puntos bien atados y solo con tres firmas cediendo por encima del punto porcentual.

Una de ellas, McDonald’s, bajó además por su propia crisis en China después de que un reportaje periodístico mostrara a sus trabajadores recogiendo comida del suelo y devolviéndola al plato.

Finalmente, en la clave empresarial, dos empresas disfrutaron del síndrome de “superar las expectativas”: el videoclub en casa Netflix, que tras anunciar sus resultados subía un 1,78 % en las operaciones posteriores al cierre y, sobre todo, la cadena de comida mexicana Chipotle, que sorprendió con un beneficio por acción muy superior al previsto y subía en las operaciones electrónicas un 8,91 %.