Tráfico | T 39° H 60%

Espectáculos | Noticias

Ray Davies dice que “todavía hay muchas canciones inéditas de The Kinks”

WUVN News
07/22/2014 3:11 PM

San Sebastián (España), 22 jul (EFE).- El músico británico Ray Davies, líder de los influyentes The Kinks, no descarta una vuelta de la banda a los escenarios, pero ha asegurado que no lo haría “por dinero”, sino para “pasarlo bien”, siempre que haya “música buena” y “un público para ello”.

“Todavía hay muchas canciones de The Kinks sin publicar. Lo fundamental es tener algo que decir”, ha comentado hoy Davies (Londres, 1944) en una rueda de prensa en San Sebastián, donde mañana abre el 49 Heineken Jazzaldia en una intensa jornada de conciertos gratuitos.

El cantante y guitarrista ha bromeado sobre el retorno de su antiguo grupo al compararlo con el de “Frankenstein o Drácula”, y ha insistido en que esa vuelta debe darse si hay “algo creativo”, “algo por descubrir”, aunque fuera con un bajo presupuesto.

No obstante, ha advertido que habla por él, no por el resto del grupo, entre ellos su hermano Dave, con el que mantiene una relación de altibajos.

A Davies no le aburre recrear los viejos éxitos de su banda porque tocar con nuevos músicos ante públicos nuevos “hace que las canciones evolucionen”.

Además, ha dicho que lo importante de The Kinks no son sus grandes éxitos, como “You Really Got Me” o “Lola”, sino todo “un cuerpo central” de canciones menos conocidas, como “Better Things” que le resultó “fantástico” cantar junto a Bruce Springsteen en el álbum “See my friends”, al que también se sumaron Metallica y Jon Bon Jovi, entre otros.

Davies, medio siglo después del alumbramiento de The Kinks, echa de menos la “velocidad” de aquella época, cuando “todo era muy rápido”, grababan dos discos al año y se embarcaban en grandes giras.

“Ahora es todo de las grandes corporaciones, todo da más vueltas. La salida de mi álbum ‘Americana’ está prevista para finales de 2015. Me gustaba la velocidad, la marcha”, ha afirmado.

El músico británico, que ha comentado que su problema es que no sabe “decir no” y acepta “todos los desafíos”, ha explicado que ese nuevo trabajo está en fase de “work in progress” e incluye 50 canciones nuevas vinculadas al lustro que la banda estuvo prohibida en Estados Unidos y a la larga etapa de actuaciones que llegó después de ese veto.

También hace referencia a su época en Nueva Orleans y al episodio que vivió allí cuando hace diez años recibió un tiro en una pierna por perseguir a un ladrón. Son vivencias que también se han visto reflejadas en su libro “Americana”, ya publicado y parte del mismo proyecto.

Libro en el que habla también de los “excesos”. Ha asegurado que aunque The Kinks “hicieron de las suyas”, siempre lograron escapar de la prensa.

“Mi hermano se colgó de algunas lámparas y rompió algunas cosas. A mí, había un manager que me amenazó con tirarme por el balcón si no dejaba de beber. Pero fueron excesos como los de todos”, ha recalcado.

“The Kinks -ha añadido- era un grupo controvertido, pero yo no he hecho nada controvertido salvo perseguir a un tipo que me estaba disparando”.

Le resulta “gracioso” que se hable de The Beatles, The Rolling Stones y The Kinks como de la “santísima Trinidad” del pop británico por el adjetivo, y dice que de tener que elegir una posición, optaría por colocar a su grupo el primero, pero también en “ningún lugar” como la banda “outsider” que cree que era.

Etiquetas