Tráfico | T 33° H 96%

Espectáculos | Noticias

“Tannhäuser” abre Bayreuth, el festival impertérrito al paso del tiempo

WUVN News
07/24/2014 10:12 AM

Berlín, 24 jul (EFE).- El Festival Richard Wagner de Bayreuth abre mañana su temporada con el “Tannhäuser” de Sebastian Baumgarten, decidido a defenderse como festival impertérrito al paso del tiempo y fiel al culto en exclusiva al compositor alemán.

La fecha de la apertura es el 25 de julio, como viene siéndolo desde que en 1876 el propio Wagner inauguró el primer festival sobre la Verde Colina de esa ciudad de provincias bávara, con “El Anillo del Nibelungo”.

Al frente del festival sigue figurando el apellido Wagner -ahora, representado por sus codirectoras y biznietas del genio, Katharina Wagner y Eva Wagner-Pasquier- y también según la norma de la casa en sus cinco semanas y media de existencia se escucharán únicamente el ciclo de óperas wagnerianas del fundador.

Al “Tannhäuser” de Baumgarten se le auguran parecidos abucheos que los cosechados en su estreno, en 2011, con su versión del drama centrado en la Montaña de Venus degradada ahora a planta de biogás alimentada por excrementos.

Abuchear a los transgresores es algo así como una disciplina olímpica en Bayreuth, cuyo público más fiel disfruta vapuleando a las escenografías arriesgadas y aplaude luego frenéticamente las voces y las batutas leales al legado wagneriano.

Ese fue el caso también, la temporada pasada, del “Anillo” estrenado por Frank Castorf, coincidiendo con el 200 aniversario del nacimiento de Wagner.

La arriesgada versión del dramaturgo berlinés, que traslada la lucha por el Oro del Rhin a una guerra entre matones por los campos petroleros de Texas o paisajes poscomunistas, fue tanto o más abucheada que el “Tannhäuser” de la infatigable planta de biogás.

Pero Kirill Petrenko, a la batuta, y el dúo de voces de Lance Ryan y Catherine Foster colocaron a lo devotos wagnerianos al borde del éxtasis con una tetralogía de más de veinte horas de duración.

“Tannhäuser” tiene este año su última oportunidad de reconciliar a Baumgarter con el público de Bayreuth, ya que será su temporada de despedida, mientras que el “Anillo” de Castorf se repone con ruido de sables anticipado, por las críticas del dramaturgo a las Wagner.

A una semana de la apertura, el dramaturgo la emprendió desde los medios contra las señoras de la casa, a las que acusó de haber hecho de Bayreuth un festival cobarde y aburrido.

En su opinión, Bayreuth ha dejado de ser un lugar abierto a las escenografías innovadoras sobre las óperas de Wagner para quedar reducido a un festival donde impera la “obediencia y el miedo”.

La controversia animó la espera hasta el inicio de esta temporada que no incluye estrenos, como ha ocurrido siempre en la Verde Colina tras una nueva versión del costoso “Anillo”, sino que junto a las reposiciones mencionadas se completará con el “Lohengrin” de Hans Neuenfels.

Es un año de transición, ya que hasta 2015 no habrá una nueva producción -”Tristán e Isolda”- y, además, será la despedida de la dirección colegiada de las dos hermanas Wagner.

El patronato del Festival Richard Wagner -donde están representados la sociedad de Amigos del Festival, el “Land” de Baviera, la ciudad de Bayreuth más el Estado federal alemán- prolongó por cinco años el contrato a Katharina.

Eva Wagner-Pasquier, por su parte, dejará el puesto de acuerdo a lo anunciado un año atrás, aunque mantendrá una vinculación con el festival como asesora.

Las dos hermanas asumieron la dirección de Bayreuth en 2008 tras la retirada de su padre, Wolfgang Wagner, quien durante medio siglo llevó las riendas del templo wagneriano.

Katharina, de 36 años e hija del patriarca y su segunda esposa, Gudrun, se convertirá así en la señora única de Bayreuth, como lo fueron en el pasado Cosima -viuda del compositor- y luego Winifred, su nuera y esposa de su hijo Siegfried, británica y recalcitrante fanática de Adolf Hitler.

Eva, de 69 años y nacida del primer matrimonio con Ellen Drexler, de por sí la menos mediática de las dos codirectoras, se retirará con la misma discreción con que ha llevado en estos años la gestión administrativa de la empresa.

Con o sin estrenos, la apertura concentrará en Bayreuth a los wagnerianos de todo el mundo, además de la clase política alemana, capitaneada por el primer ministro de Baviera, Horst Seehofer.

Por primera vez en años, no estará en el arranque la canciller Angela Merkel, fiel al festival desde sus tiempos de líder de la oposición, a la que se espera en Bayreuth en las semanas siguientes, para el “Anillo” de Castorf.

Por Gemma Casadevall.