Tráfico | T 22° H 62%

Espectáculos | Noticias

Austria y Serbia recuerdan la Gran Guerra loando a la UE como proyecto de paz

WUVN News
07/28/2014 12:56 PM
Actualizada: 07/28/2014 1:13 PM

Belgrado/Viena, 28 jul (EFE).- Austria y Serbia recordaron hoy el inicio hace un siglo de la Primera Guerra Mundial -cuando Viena le declaró la guerra a Belgrado- con mensajes de paz en los que se elogió la importancia de la Unión Europea (UE) para evitar conflictos bélicos en el continente.

En Serbia, donde entre 1914 y 1918 murió más de una cuarta parte de su población, el Gobierno celebró hoy una reunión simbólica del consejo de ministros en la ciudad de Nis, al sur del país.

Fue allí donde el entonces primer ministro serbio Nikola Pasic recibió el escueto telegrama con el que el Imperio Austro-Húngaro le declaraba la guerra a Serbia, lo que abrió un conflicto generalizado en Europa que dejó más de 10 millones de muertos.

El actual primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, declaró en la sesión conmemorativa en Nis que Serbia desea hoy las mejores relaciones con quienes hace cien años estaba en guerra.

“Deseamos edificar tales relaciones con Austria y Alemania, y también con quienes eran nuestros aliados en 1914″, dijo Vucic, al subrayar la importancia de que Serbia “preserve la paz y estabilidad”.

Señaló que Serbia quiere que “no haya guerras y que edifique en paz un país y una nación ricos, con orgullo por el trabajo y el progreso y no por el número de personas perdidas en una guerra”.

Recordó que Serbia sufrió en la I Guerra Mundial alrededor de 1,2 millones de víctimas, casi un tercio de su población de la época.

“La historia nos ha enseñado que es necesario analizar siempre y de nuevo las causas y motivos de conflictos bélicos para que no se repitan”, concluyó.

En Austria, no se celebró hoy ningún acto oficial conmemorativo por el centenario de la Gran Guerra, y el Gobierno austríaco se limitó a enviar dos comunicados por la efeméride.

El canciller federal, el socialdemócrata Werner Faymann, destacó en su nota que el mundo vive hoy conflictos bélicos en Europa y Oriente Medio, que constituyen “un gran desafío” para todos.

“Pero tal vez los incidentes del pasado, que ya no podemos deshacer, son una posibilidad para aprender las elecciones correctas y para alcanzar la paz en aquellas regiones donde ahora parece tan lejana”, señaló el jefe de Gobierno austríaco en referencia a Ucrania, Siria y la franja de Gaza.

Por su parte, el vicecanciller federal, el democristiano Michael Spindelegger, también destacó la importancia de “aprender las elecciones correctas”, sobre todo ante las tendencias nacionalistas y extremistas en Europa y en el mundo.

“Los actuales incidentes en la franja de Gaza y en el este de Ucrania son tristes pruebas de que el dolor causado por las guerras sigue siendo una realidad en el siglo XXI”, agregó.

Ambos políticos austríacos destacaron la importancia de la Unión Europea (UE) como “proyecto de paz único” y “constructor de puentes en el seno de la comunidad internacional de estados”.

“Que podamos vivir hoy en una Europa unida y pacífica se lo debemos a la UE. Tenemos que ser conscientes de que eso no es un sobrentendido sino resultado de un largo proceso de integración, que aún no ha terminado”, concluyó Faymann.

La presidenta del Parlamento de Serbia, Maja Gojkovic, manifestó hoy que “los resultados trágicos de la Gran Guerra indicaron el camino hacia una comunidad que hoy existe en el Viejo Continente, que garantiza la paz y cooperación”.

“Serbia está hoy orientada hacia el futuro y desea ser miembro de pleno derecho de esa familia europea”, señaló Gojkovic en alusión a la pretendida entrada del país en la UE en 2020.

“La Gran Guerra recuerda la exigencia de la historia de que los desacuerdos y litigios deben solucionarse con diálogo”, dijo Gojkovic hoy a la apertura de una exposición en Belgrado que conmemora el centenario.

La exposición presenta importantes documentos del Archivo de Serbia sobre la llamada “crisis de julio” de 1914 que cuentan del dramatismo de los días que precedieron lo que se convertirá en uno de los mayores conflictos de la humanidad.

La apertura oficial en la sede del Parlamento serbio tuvo lugar exactamente a las 10.30 GMT, la hora en la que el entonces primer ministro Pasic recibió el telegrama de declaración de guerra, uno de los documentos exhibidos en la muestra.