Tráfico | T 23° H 62%

Béisbol | Estados Unidos | Noticias

Atléticos y Tigres fueron los triunfadores con las nuevas adquisiciones

WUVN News
08/01/2014 4:35 PM

Houston (EEUU), 1 ago (EFE).- Los directivos de los Atléticos de Oakland y de los Tigres de Detroit hicieron posible que sus respectivos equipos fuesen los triunfadores en la tradicional jornada de traspasos permitidos dentro del béisbol profesional de las Grandes Ligas al adquirir a los lanzadores Jon Lester y David Price, respectivamente.

Los equipos pueden seguir haciendo traspasos hasta el 31 de agosto y tener jugadores en condiciones de ayudarlos en la fase final.

Pero el proceso se vuelve más complicado porque a partir de ahora un jugador debe ser colocado primero como transferible, con lo que queda a disposición de cualquiera antes de que se le pueda traspasar.

Nunca antes se había dado en las Grandes Ligas la inclusión de tantas figuras en los traspasos que puedan ayudar a los equipos en la recta final de la liga porque además de Lester y Price también cambiaron de equipos el toletero cubano Yoenis Céspedes, el campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera, y el abridor John Lackey.

Pero si hubo algo que impactó dentro del mundo el béisbol profesional fue el anuncio por parte de los Tigres que habían conseguido nada menos que a Price, el lanzador estrella de los Rays de Tampa Bay, en un traspaso que involucró también a los Marineros de Seattle que recibieron al jardinero central de Detroit, Austin Jackson.

Los Tigres, líderes de la División Central conseguían al lanzador que les permita consolidar su posición porque Price es nada menos que otro ganador del premio Cy Young.

Muchos equipos querían a Price, el zurdo de 28 años, que ahora se unirá a otros dos ganadores del Cy Young, Max Scherzer y Justin Verlander, para conformar una rotación de lujo en Detroit.

En un traspaso que hizo que Jackson se fuese a los Marineros, mientras que el lanzador Drew Smyly y el pelotero de ligas menores Willy Adames se integran a los Rays.

Price (11-8 con 3.11 de efectividad) ganó recientemente ocho aperturas seguidas, y no puede declararse agente libre sino hasta después de la temporada de 2015. Su llegada fortalece a Detroit, que busca su primer título de la Serie Mundial desde 1984.

La jornada de traspasos comenzó con 18 equipos separados por apenas cinco juegos en las posiciones para disputar boletos de llegar a la fase final.

La igualdad que se da en la competición hizo que los que piensan que todavía tienen posibilidades de estar en la lucha por el título de la Serie Mundial se lanzaran para pactar una docena de traspasos importantes.

Los Medias Rojas de Boston, campeones de la Serie Mundial, están hundidos en el último lugar de la División Este y figuraron entre los equipos más ocupados a la de traspaso, lo que demostró que ya no confían que puedan tener opción a la hora de revalidar el título.

De ahí que enviaron al estelar Lester y al jardinero Jonny Gomes a los Atléticos, líder de la División Oeste de la Americana, que cedió a cambio al cubano Céspedes, su hombre importante en la ofensiva.

Además, Boston también envió a Lackey, otro lanzador estelar, a los Cardenales de San Luis, al campocorto Stephen Drew a sus eternos rivales los Yanquis de Nueva York y dejaron ir al lanzador Andrew Miller, que trabajará con los Orioles de Baltimore, otro enemigo directo en la división y actual líder de la clasificación.

Un año después de conquistar su tercera Serie Mundial en una década, Boston se dio por vencido en una temporada que nunca ha tenido consistencia en su juego de equipo y la llegada de jugadores como el lanzador Joe Kelly y el jardinero Allen Craig de los Cardenales no le van a ayudar a mejorar y cambiar el panorama.

“Esto habla de dónde estamos como equipo”, declaró el gerente general de los Medias Rojas, Ben Cherington. “No hay ánimo alguno de celebración en esto. Estas operaciones se realizan porque, colectivamente, como organización, no hemos tenido un desempeño bueno este año”.

Todo lo contrario de lo que sucede con los Atléticos, que buscan su primer título de la Serie Mundial desde 1989, y de ahí que mantuvieron la filosofía de seguir fortaleciendo su rotación.

Después de conseguir a los lanzadores Jeff Samardzija y Jason Hammel en un traspaso con los Cachorros de Chicago, el equipo de Oakland, que tiene la mejor marca en las mayores, incorporó a Lester, así como a los jardineros Jonny Gomes y Sam Fuld.

El gran problema que ahora les queda por resolver a los Atléticos es que para el partido del sábado tenían programada la promoción de entregar a los seguidores 10.000 camisetas de Céspedes.

El momento más emotivo de los traspasos lo protagonizó el venezolano Cabrera, de los Indios de Cleveland, cuando en la sede del equipo habló de su marcha a los Nacionales de Washington, líderes de la División Este de la Liga Nacional, que a cambio dieron al jugador de cuadro Zach Walters.

Este cambio se realizó un día después de que los Indios cedieron al lanzador Justin Masterson, que se fue a los Cardenales.

Mientras que los Marlins de Miami consiguieron al lanzador Jarred Cosart, procedente de los Astros de Houston, en una operación que involucró a seis peloteros, y que demostró que el equipo tejano sigue en pleno proceso de reconstrucción.