Tráfico | T 58° H 93%

Economía | Latinoamérica | Noticias

Suramérica se plantea el reto de tener un transporte urbano “de alta calidad”

WUVN News
08/08/2014 5:22 PM

Lima, 8 ago (EFE).- Alcaldes y representantes ediles de 14 ciudades de Suramérica suscribieron hoy en Lima una declaración que plantea implementar un transporte urbano “de alta calidad” y reconocer a la movilidad como un derecho social en la región.

La declaración fue suscrita como parte de la “Cumbre de Ciudades Líderes en Movilidad Sustentable”, que se celebró en la sede de la Municipalidad de Lima.

El documento estableció un “compromiso con la movilidad urbana” que reconoce el transporte como derecho social y busca mejorar la estructuración empresarial, potenciar la financiación de sistemas integrados de movilidad y mejorar la salud urbana.

Este compromiso fue considerado por los participantes “un hito” en la marcha hacia la Cumbre Mundial de Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP 20), que se celebrará en Lima en diciembre próximo.

La reunión fue liderada por la alcaldesa de Lima, Susana Villarán; el secretario general de la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados y BRT (Bus Rapid Transit), Luis Gutiérrez; el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y el alcalde de la ciudad brasileña de Curitiba, Gustavo Freut.

Estuvieron presentes también los alcaldes de Bogotá, Gustavo Petro, y de Quito, Mauricio Rodas; y de las ciudades colombianas de Cali y Bucaramanga, la ecuatoriana Cuenca y la venezolana Barquisimeto, así como representantes ediles de Río de Janeiro, Sao Paulo, La Paz, Cartagena y Santiago de Chile.

La cita se celebró con la finalidad de “unificar esfuerzos en beneficio de un transporte de calidad para todos” y establecer “soluciones a las grandes dificultades que cada día enfrentan las personas para movilizarse, afectando gravemente su calidad de vida y exponiéndose a serios riesgos de salud”.

Luis Gutiérrez señaló que Suramérica “aún enfrenta graves dificultades para movilizarse en sus urbes, en las que residen más del 80 % de la población.”

“Se deben establecer diversos compromisos con organismos a fin de que la movilidad sea reconocida cabalmente como un derecho social. Ese es el propósito de la Declaración de Lima”, enfatizó.

La reunión comenzó el jueves con la participación de expertos internacionales, quienes explicaron la necesidad de que la región tenga políticas de Estado para mejorar el transporte en las ciudades y hacerlo menos contaminante.

El director de Calidad, procesos y relaciones externas del consorcio regional de transporte de Madrid (CRTM), Carlos Cristóbal Pinto, opinó que las decisiones tomadas por las autoridades se deben dividir en estratégicas, a cargo de los responsables políticos, las tácticas, tomadas por las autoridades de transporte, y las operacionales, delegadas a los operadores que crean y distribuyen los servicios de calidad.

Pinto explicó que la financiación aplicada en Madrid para la sostenibilidad del sistema asciende a 2.350 millones de euros (3.151 millones de dólares), de los cuales el 44,2 % se obtiene de los ingresos por tarifas, con un promedio de 0,72 euros (0,97 dólares) por pasajero.

El experto brasileño en diseño, implementación y evaluación de sistemas avanzados de transporte público urbano Paulo Custodio resaltó que los beneficios del transporte público ayudan a reestructurar las ciudades, de manera que dinamizan el comercio, facilitan el desplazamiento y el acceso a las actividades sociales, volviendo a las ciudades más humanas.

Señaló que en 2025 se calcula que el 60 % de la población vivirá en áreas urbanas, los viajes cotidianos se incrementarán en 50 % y que si se sigue el camino de la movilidad sustentable, en 2030 el 35 % de la población utilizaría el transporte público.