Tráfico | T 33° H 89%

Espectáculos | Latinoamérica | Noticias

Una exposición busca romper los estereotipos sobre los tatuados en Perú

WUVN News
08/09/2014 5:35 PM

Lima, 9 ago (EFE).- Tener un tatuaje en el cuerpo tiene un carácter simbólico pero no define a sus portadores, según un grupo de peruanos que presentan desde hoy una exposición fotográfica que busca combatir los estereotipos que cuestionan sus cualidades personales, incluida su capacidad profesional.

Con 44 fotografías en blanco y negro, la muestra “Tatu-arte lo justo” plantea enfrentarse a los prejuicios alrededor de las personas tatuadas mediante imágenes tomadas con las técnicas de la lomografía, con cámaras sencillas y con rollo.

Ricardo Zegarra, jefe de mercadeo de Lomography Perú y uno de los gestores de la exhibición, aseguró a Efe que sus tatuajes de estrellas en las manos y de un samurai, un demonio japonés y un dragón, entre otros, son amuletos de protección y buena suerte, a diferencia de lo que pensaron otras personas que los vieron.

“Alguna vez postulé a un trabajo y me decían que no podía, porque te pedían que no tengas tatuajes. Es algo que me parece que es injusto, pero que en algún momento te empieza a resbalar (a ser indiferente)”, afirmó Zegarra a Efe.

El director de cine publicitario Tito Köster y el músico Gerardo Rojas también son conscientes de que sus numerosos tatuajes en las manos y los brazos son llamativos y muchas veces han sido la causa para que los cataloguen como potenciales vagos o delincuentes.

“Lo que siempre le digo a la gente es que, si me contratan, no es por mi cara ni por mis manos, sino por mi trabajo”, remarcó Köster.

Köster ha afrontado situaciones difíciles cuando ha salido de viaje, y los guardias de seguridad revisan una y otra vez su equipaje, solo porque, según dijo, tiene “el biotipo de una persona que puede llevar algo”, como alguna vez se lo hicieron saber en un aeropuerto.

El experimentado tatuador Daniel “Zhimpa” Moreno, quien también aparece en la exposición, contó a Efe que ha tatuado a abogados, médicos, trabajadores de telefonía y de bancos, aunque habitualmente en lugares escondidos a primera vista.

“La tinta del tatuaje no llega a nuestro cerebro, no reduce nuestras capacidades… Estas se ven en la intelectualidad, en el conocimiento, no en lo que aparentas. La primera impresión no puede definir a una persona”, sentenció Zhimpa.

Este experto tatuador ha construido un negocio gracias a sus habilidades artísticas e incluso ha creado en la web un programa titulado “Enchúlame el tatuaje”.

El reconocido artista gráfico “Cherman” Kino Ganoza, dueño de la galería La Kasa Roja, donde se presenta la exposición, manifestó que se sorprende cada vez que se entera de que una persona se ha tatuado alguno de los dibujos que él realiza.

“Me parecía increíble. Llegar a que tu dibujo sea parte del cuerpo de alguien es algo que también es una motivación a rescatar. Sabes que tu trabajo va a vivir por siempre”, manifestó Cherman.

El artista, célebre por reformular imágenes históricas del Perú en sus obras, indicó que los tatuajes que lleva no son de los héroes, santos e ídolos populares que diseña, sino que tienen un carácter muy íntimo, porque son de personas muy queridas por él.

Para todos los participantes, los tatuajes, con sus diversos colores, motivos y corrientes, revelan parte de la historia de las personas, sus creencias y en ocasiones, simplemente, sus gustos estéticos.

La exposición “Tatu-arte lo justo” reúne las imágenes de 11 profesionales tatuados y se presentará hasta el 29 de agosto en la galería La Kasa Roja, en el distrito limeño de Miraflores, con la propuesta de ser “interactiva”, al hacer participar al público con autofotos que se instalarán como parte de la muestra.