Tráfico | T 48° H 83%

Economía | Espectáculos | Estados Unidos | Noticias

Se endurece la guerra entre editoriales y Amazon, que ahora apunta a Disney

WUVN News
08/11/2014 1:58 PM

Nueva York, 11 ago (EFE).- La guerra que enfrenta desde hace meses a la tienda online Amazon con el grupo editorial Hachette, el cuarto mayor de Estados Unidos, se ha endurecido en los últimos días, en los que la empresa de Jeff Bezos ha abierto nuevos frentes con Disney y los propios escritores.

Según publicó hoy la revista Home Media Magazine, el gigante del comercio electrónico ha decidido no permitir encargar por adelantado los nuevos estrenos en DVD y Blu-ray del estudio, entre ellos títulos a priori superventas como “Captain America: The Winter Soldier” y “Maleficient”.

La tienda online ya hizo algo similar a principios del verano con Warner, cuyas películas también se quedaron sin la posibilidad de encargo y perdieron importantes ventas durante unas semanas, hasta que las dos partes llegaron a un acuerdo.

La táctica, de hecho, tiene poco de nuevo, pues es casi calcada a la que Amazon lleva empleando desde hace meses con Hachette, con quien mantiene un conflicto por el precio de los libros.

La empresa con sede en Seattle quiere que el grupo editorial -que es dueño de Little, Brown y Grand Central, entre otros sellos- reduzca sus precios en libros electrónicos para poder ofrecer descargas más baratas a sus clientes.

Como arma de negociación, Amazon ha ralentizado en los últimos meses los plazos de entrega de obras de la editorial, ha reducido los descuentos en ellos y, según han denunciado varios autores, ofrece sugerencias sobre libros más baratos de otras editoriales cada vez que alguien quiere comprar uno de Hachette.

Finalmente, la situación ha hecho reaccionar a los propios autores, que en los últimos días han puesto en marcha una iniciativa para pedir a sus lectores que presionen a Amazon que deje esas prácticas.

“Creemos firmemente que ninguna librería debería bloquear la venta de libros o impedir o disuadir a los clientes de pedir o recibir los libros que quieren”, señala una carta firmada por 900 escritores de distintas editoriales y que el domingo apareció como un anuncio a toda página en The New York Times.

Entre los firmantes aparecen autores de gran prestigio y con grandes ventas como Paul Auster, Stephen King o John Grisham, que se han sumado al llamamiento iniciado por Douglas Preston bajo el nombre “Authors United”.

Los escritores piden a sus lectores que envíen correos electrónicos a Bezos, el consejero delegado y fundador de Amazon, apoyando su causa.

La respuesta de Amazon no se ha hecho esperar, pues la empresa ha contraatacado con la creación de “Readers United”, una iniciativa en la que llama a los consumidores a escribir a la dirección de Hachette para dejar claro que quieren libros más baratos.

En los últimos años, la empresa de Bezos ha logrado convertirse en uno de los principales canales de venta de libros y libros electrónicos, por lo que ha adquirido una gran capacidad para presionar a las editoriales, que dependen del negocio que les ofrece.

Al mismo tiempo, la compañía no atraviesa su mejor momento y ha avisado de que podría perder 800 millones de dólares este trimestre, una situación financiera que algunos analistas ven detrás de sus exigencias a Hachette.