Tráfico | T 31° H 71%

Estados Unidos | Noticias

Segunda noche de disturbios en la ciudad de Misuri por la muerte de un joven negro

WUVN News
08/12/2014 11:35 AM

Washington, 12 ago (EFE).- Cinco personas fueron detenidas en la ciudad de Ferguson, en Misuri, la pasada noche, cuando volvieron a registrarse disturbios por la muerte de un joven negro por los disparos de un policía, informaron hoy las autoridades.

La policía usó gases lacrimógenos para dispersar a los participantes en las protestas, que bajaron de intensidad respecto a las de la noche del domingo, cuando al menos diez policías resultaron heridos y fueron detenidos 32 manifestantes.

Según los medios locales, grupos menos numerosos que los que salieron a las calles el domingo cometieron saqueos la pasada noche.

El motivo de las protestas es la muerte de Michael Brown, de 18 años, por los disparos realizados por un agente de policía que no ha sido identificado, un incidente ocurrido el pasado sábado que está bajo investigación.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) se ha hecho cargo de la investigación del caso a petición de los grupos activistas negros, una decisión que fue bien acogida por las autoridades locales.

Varios testigos del incidente han dicho a los medios que Brown y un amigo caminaban por la calle cuando la policía los detuvo y que el joven, descrito como una persona tranquila, levantó sus manos indicando que no tenía armas.

La versión inicial de las autoridades es que hubo un forcejeo en el cual Brown empujó al agente policial e intentó quitarle su arma, por lo cual el policía le disparó.

Los dirigentes comunitarios en Ferguson y aún los familiares de Brown han pedido calma y que la protestas sean pacíficas, pero el activista Jesse Jackson, un excandidato presidencial demócrata y figura reconocida en el ámbito nacional, opinó que no puede haber “calma”.

“Ví un cartel que decía que necesitamos calma”, declaró Jackson al diario St. Louis American. “Pero la calma no es la respuesta. La calma es la ausencia de ruido. Lo que necesitamos es la presencia de justicia”, dijo.

Una residente de Ferguson, Lauree Salamon, dijo al Canal 4 de la televisión local que los vecinos tenían miedo aún en sus hogares.

“Queremos que traigan a la guardia nacional”, dijo la mujer. “No podemos tener otra noche como las que hemos tenido”.