Tráfico | T 65° H 40%

Baloncesto | Estados Unidos | Noticias

Ballmer ya es oficialmente el nuevo dueño de los Clippers

WUVN News
08/13/2014 7:58 PM

Nueva York, 12 ago (EFE).- El culebrón de la venta de Los Ángeles Clippers concluyó hoy con el anuncio oficial hecho por la NBA que el multimillonario Steve Ballmer es el nuevo dueño del equipo, tras la confirmación por parte de una corte de California de la autoridad legal de Shelly Sterling en la gestión de la misma.

De acuerdo a la decisión de la corte, Shelly, la esposa del Donald Sterling, el anterior dueño del equipo, tenía la autoridad de realizar su venta a nombre del fideicomiso de la familia, de acuerdo al comunicado oficial que dio a conocer hoy la propia liga.

Anteriormente, el pasado 15 de julio, la junta de gobierno de la NBA aprobó previamente la venta de los Clippers a Ballmer, el exejecutivo de Microsoft, que hizo una oferta de 2.000 millones de dólares.

“Me siento honrado de ser el nuevo dueño de Los Ángeles Clippers”, declaró Ballmer en un comunicado oficial difundido por el equipo. “Los seguidores de los Clippers son sorprendentes. Han permanecido leales a nuestra franquicia a través de tiempos extraordinarios”.

Ballmer, como se esperaba, también llega con la promesa que formará un equipo fuerte y le dará al entrenador y presidente de operaciones Doc Rivers, todo el apoyo que necesiten para que puedan realizar una gran labor en el campo deportivo.

Ballmer decidió que completaría la venta tan pronto como saliera el dictamen del juez del tribunal superior de California, Michael Levanas, lo que ocurrió hoy por la mañana.

“Estábamos listos”, destacó el abogado de Ballmer, Adam Streisand. “En minutos, el trato fue firmado, sellado y enviado a la liga”.

El cierre de la venta de los Clippers a Ballmer puso también fin a varias semanas de enfrentamientos legales que han mantenido Shelly y Donal Sterling, de 80 años, quien durante el juicio llamó “cerda” a su esposa por el comportamiento que había tenido al denunciarlo que estaba incapacitado para llevar la gestión económica de la fortuna de la familia.

Todo el proceso de venta del equipo, que inició de forma unilateral la NBA, se dio a comienzos del año tras conocerse públicamente los comentarios racistas y ofensivos que de manera privada hizo Donald Sterling contra los negros en una conversación que le fue grabada de forma ilegal de acuerdo a la ley de California.

A pesar de la sentencia Donald Sterling ya advirtió que gastará toda su fortuna en mantener el proceso legal abierto contra la NBA y su esposa, incluida la apelación a la última decisión judicial relacionada con la venta.

La NBA también tiene presentada una contrademanda en la corte federal contra Donald Sterling y el fideicomiso de la Familia Sterling, diciendo que causó “un daño devastador e incalculable” a la liga, de acuerdo a Los Angeles Times.

La liga reaccionó a la demanda antimonopolio que radicó Donald Sterling contra el comisionado Adam Silver el pasado junio. De acuerdo a la misma fuente periodística, la liga busca recuperarse de los daños de los comentarios controvertidos del exdueño de los Clippers.

Mientras tanto, Ballmer se convirtió desde el principio en el claro favorito de la liga para que lograse la compra de los Clippers, franquicia que adquirió Donald Sterling en 1981 por el valor de 12,5 millones de dólares.

Los 2.000 millones de dólares son también 12,1 veces más que la ganancia esperada del equipo cuando concluya el año 2014.

El precio pagado por Ballmer es una nueva marca en la historia de la NBA después que la venta de mayor valor de un equipo había sido de 550 millones de dólares, los que pagaron los nuevos dueños de los Bucks de Milwaukee a comienzos de año, cinco veces las ganancias generadas por el equipo durante la temporada.

El pasado mayo, Ballmer defendió la oferta que hizo porque pensaba que la franquicia los podría pagar por su propio valor, además de tener como objetivo convertirlo en el nuevo equipo de “América” dentro del deporte profesional en Estados Unidos.

Esa fue la misma teoría que defendió Donald Sterling durante su testimonio, que el equipo tiene un valor mucho mayor, que podría acercarse entre los 3.000 y 5.000 dólares, sólo con el acuerdo de televisión que esperan firmar en un futuro, y que no quería venderlo.

De ahí, que criticase con dureza a su esposa por la manera como negoció la venta del equipo, a la que primero le dio autorización, pero luego le retiró tras no recibir por parte de la NBA ningún tipo de perdón a las sanciones a perpetuidad que le impuso por unos comentarios que fueron privados y de despecho ante la actitud de su examante.

Mientras, Shelly Sterling, dijo sentirse feliz y emocionada por haber completado la venta a Ballmer, a quien definió como un “dueño maravilloso”.

Shelly por su gestión y parte del acuerdo ha recibido los títulos de “aficionada número uno de los Clippers” y “dueña emeritus”.

“Estoy feliz por el equipo, los aficionados, patrocinadores y la ciudad de Los Ángeles”, destacó Shelly Sterling en un comunicado.

Tras conocerse el cierre de la venta de los Clippers a Ballmer tanto jugadores como el propio Rivers retiraron sus amenazas de no seguir dentro de la franquicia durante la temporada 2014-2015 si no había cambio de dueño y dijeron sentir “felices”, en lo que denominaron como “un nuevo día maravilloso en la historia de los Clippers”.