Tráfico | T 62° H 84%

Latinoamérica | Noticias

La Cámara baja de Colombia aprueba un acuerdo de cooperación con la OTAN

WUVN News
08/13/2014 7:40 AM

Bogotá, 12 ago (EFE).- La Cámara de Representantes de Colombia aprobó hoy el acuerdo de cooperación firmado el año pasado por el país con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), informó el Ministerio de Defensa.

El acuerdo, que permite la creación de medidas de intercambio, protección de la información y cooperación en seguridad, fue aprobado por 81 votos a favor y nueve en contra y pasará a revisión de la Corte Constitucional que estudiará si se ajusta a la Carta Magna para su posterior entrada en vigor.

En marzo pasado, el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, se reunió en Bogotá con el director de la Oficina de Seguridad de la OTAN, Stephen Smith, para implementar el acuerdo de cooperación firmado con la Alianza Atlántica en junio de 2013 en Bruselas.

El viceministro de Defensa de Colombia, Jorge Enrique Bedoya, citado en un comunicado de su despacho, explicó que lo que se busca con el proyecto aprobado es consolidar la participación del país en escenarios internacionales bajo la perspectiva del futuro de la Fuerza Pública.

“De esta forma podemos contribuir con las capacidades desarrolladas en los últimos años y, a la vez, proyectar nuevas capacidades y estándares, fundamentados en el profesionalismo de los hombres y mujeres de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional”, manifestó Bedoya.

Uno de los apartes del acuerdo señala que la relación del país con la OTAN en ningún caso implica o posibilita la presencia de tropas extranjeras en territorio nacional y tampoco la membresía de Colombia a esta organización.

La OTAN es un organismo cuyo fin esencial es la salvaguarda de la libertad y la seguridad de los países miembros por medios políticos o militares y, entre sus miembros, están Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, España, Italia, Canadá y otras 21 naciones.

En su momento, dicho acuerdo fue blanco de duras críticas por parte de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, cuyos gobiernos interpretaron este acercamiento de Colombia a la OTAN como un primer paso para convertirse en miembro de ese organismo y como una amenaza para la estabilidad regional.