Tráfico | T 51° H 63%

Estados Unidos | Noticias

Un jurado investigador, paso previo al juicio por la muerte de Michael Brown

WUVN News
08/25/2014 5:39 PM

Washington, 24 ago (EFE).- Un jurado investigador comenzó esta semana a escuchar las pruebas recabadas por la fiscalía del condado de San Luis (Misuri, EE.UU.) sobre la muerte del joven negro Michael Brown y tendrá que determinar si hay causa probable para juzgar al policía que le tiroteó por motivos aún sin aclarar.

“Al final de este proceso habrá justicia”, prometió hoy el gobernador de Misuri, Jay Nixon, en una entrevista en la cadena CNN.

La decisión del fiscal del condado de San Luis, Bob McCulloch, de no haber arrestado al policía Darren Wilson -suspendido del cuerpo temporalmente- y recurrir a un jurado investigador para procesar las pruebas, ha provocado las protestas de algunos activistas que lo han considerado una maniobra para retrasar el juicio.

Benjamin Crump, el abogado de la familia Brown, consideró en unas declaraciones al canal de televisión Msnbc que el fiscal tiene “todo lo que necesita para hacer un arresto”, pero señaló que no obstante confía en la labor de este jurado.

Un jurado investigador es un panel formado por ciudadanos particulares que decide “si se ha cometido un delito y si hay causa probable para creer que el acusado lo ha cometido”, según explicó el fiscal general de Misuri, Chris Koster.

En Misuri el panel está formado por doce personas y al menos nueve tienen que estar de acuerdo para proceder con los cargos en una corte de distrito.

En el caso de que el jurado no encuentre causa probable, eso no significa necesariamente que el proceso esté acabado, explicó Susan McGraugh, profesora asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Luis al diario Los Angeles Times.

En ese caso, la fiscalía podría decidir comenzar otra vez el proceso del jurado investigador si, por ejemplo, aparecieran nuevas evidencias.

El proceso del jurado investigador es cerrado al público y el acusado no acude a no ser que testifique como testigo, como se espera que lo haga Wilson. Sin embargo, en esta etapa no está permitido que su abogado entre en la sala.

Si el jurado investigador decide acusar formalmente al agente de policía, podrían considerar un rango de cargos que van desde asesinado en primer grado a homicidio involuntario, explicó McGaugh.

Por ley, los miembros del jurado investigador en San Luis deben ser ciudadanos estadounidenses que vivan en el país, al menos con 21 años de edad y que no hayan formado parte de otro jurado investigador en un periodo de al menos 10 años.

Este jurado estará compuesto por tres afroamericanos (un hombre y dos mujeres) y nueve blancos (seis hombres y tres mujeres), según indicó el diario local St. Louis Post Distpach.

Normalmente se recurre a este tipo de jurado para casos mayores, aunque el fiscal McCulloch podría haber fijado una audiencia preliminar, en la que las pruebas se habrían expuesto ante un juez y que hubiera sido abierta al público.

Ante las protestas porque los primeros pasos del proceso sean a puerta cerrada, McCulloch aseguró que presentarán “absolutamente todo (el material) a este jurado investigador, cada declaración que cualquier testigo ha hecho, cada fotografía, cada pieza de evidencia física”, dijo en declaraciones a la emisora de radio local KTRS-AM.

De momento serán dos fiscales de su equipo, Kathi Alizadeh y Sheila Whirley, las que llevarán a cabo la presentación de las pruebas, un proceso que según adelantó podría durar hasta octubre.

El debate legal continúa al igual que el debate en la calle.

Esta semana circuló una petición para que McCulloch sea retirado del caso porque consideran que su imparcialidad puede verse afectada por el hecho de que su padre era policía y fue asesinado por un afroamericano cuando el tenía 12 años, y por las dudas que genera su actuación en el año 2000 en un caso similar al de Ferguson.

McCulloch emitió un comunicado en el que aseguró que no tiene “ninguna intención” de apartarse de sus “obligaciones y responsabilidades” y pidió al gobernador de Misuri que tome cuanto antes una decisión para que el caso no se vea afectado.

“La familia de Michael Brown merece una respuesta”, señaló McCulloch, que advirtió que dejar ese asunto sin resolver podría afectar más adelante al proceso y causar un “retraso injustificado”.

El gobernador de Misuri evitó hoy expresar confianza en McCulloch de forma explícita, pero llamó a “no prejuzgar el resultado del proceso”.

Nixon confió en que el ambiente sea de “respeto y seguridad” en el funeral del lunes por Brown, dos semanas después de este suceso que sigue sin aclararse y que causó la indignación de la localidad de Ferguson (Misuri), donde la calma volvió esta semana a las calles tras días de protestas y disturbios.