Tráfico | T 32° H 92%

Baloncesto | Estados Unidos | Noticias

El dueño de Timberwolves cuestiona el valor de Love en defensa y su físico

WUVN News
08/28/2014 10:01 AM

Houston (EEUU), 28 ago (EFE).- El enfrentamiento dialéctico entre el dueño de los Timberwolves de Minnesota, Glen Taylor, y el ala-pivote Kevin Love no ha hecho más que comenzar a los pocos días de haberse cerrado el traspaso que forzó a los nuevos Cavaliers de Cleveland.

Taylor no ha tenido ningún problema en decir a través de una emisora de radio local de Minnespolis que Love no es un buen jugador en el apartado defensivo, al menos ese compromiso no lo tuvo nunca con los Timberwolves.

“Pienso que Love no tuvo el mejor compromiso con nuestro equipo en el apartado defensivo y deberá mejorar en ese apartado si quiere ser útil a los Cavaliers”, declaró Taylor la emisora de radio 1500 AM de ESPN. “Los Cavaliers deben pedirle que juegue más defensa y que cometa menos faltas personales”.

Taylor, que dijo sentirse “feliz” por lo conseguido con el traspaso de Love, que no les dejó más opción que realizarlo porque les “amenazó” que los dejaría al final de la temporada cuando fuese agente libre, también mostró dudas sobre si la decisión tomada por el que fuese su jugador franquicia había sido la mejor.

“Me cuestiono si Kevin (Love) cree que el acuerdo que ha logrado es el mejor para él, porque pienso que en Cleveland será el tercer jugador en importancia”, valoró Taylor. “No creo que le vayan a dar una gran cantidad de crédito si ellos lo hacen bien porque por delante tendrá a LeBron James y Kyrie Irving, pero si lo hacen mal la culpa será para él”.

Además, Taylor fue más lejos y dijo que aunque Love tiene 25 años, no está claro la solidez física que posee después de haberse lesionado dos veces la mano derecha que le impidió jugar la mayor parte de la temporada 2012-13.

“La única cosa que yo tengo marcada es lo relacionado con el poder físico de Love”, destacó Taylor. “Tuve esa preocupación cuando sus agentes negociaron el contrato previo que firmó con nosotros y la mantengo. Pienso que los Cavaliers también podrían tener la misma”.

De hecho, Love no ha firmado una extensión de contrato con los Cavaliers, sino que cumplirá el año de contrato que le quedaba con los Timberwolves antes de poderse convertir en agente libre sin restricciones.

Sin embargo, todo parece indicar que económicamente no es el momento más indicado para que Love firme una extensión ya que perdería hasta seis millones de dólares y la posibilidad también de un contrato por cinco años y 107 millones de dólares.

Mientra, Love ya respondió a los comentarios de Taylor y dijo que lo que debía hacer era preocuparse de su equipo y de los tres buenos jugadores que ha recibido por su traspaso.

“Entiendo que las emociones estén a flor de piel, pero me parece que lo que debe hacer Glen (Taylor) es dedicarse a su equipo y no preocuparse por mi futuro”, declaró Love. “Ha recibido tres jugadores que son los que deben preocuparle”.

Love, que vestirá el número 0 en la nueva camiseta con los Cavaliers, reiteró que su salida de los Timberwolves se debió a que era la oportunidad de su carrera para seguir creciendo y ha reconocido que gracias a lo que hizo con el equipo de Minnesota pudo conseguir el traspaso.

“Eso es una realidad, pero además los Timberwolves han conseguido a dos seleccionados con el número uno en el sorteo universitario como son Andrew Wiggins y Anthony Bennett, además de otro jugador de gran clase como es Thaddeus Young”, explicó Love. “Creo que fue mucho lo que recibió por mi y debe centrarse más sobre eso que sobre cualquier otra cosa”.

Love dijo que lo único que deseaba y por lo que estaba ilusionado era comenzar una nueva etapa en Cleveland, trabajar duro con sus nuevos compañeros e iniciar una nueva vida, en todos los aspectos.