Tráfico | T 51° H 68%

Baloncesto | Noticias

46-81. Argentina no encuentra rival en un Senegal con el pase asegurado

WUVN News
09/03/2014 3:56 PM
Actualizada: 09/03/2014 7:42 PM

Sevilla, 3 sep (EFE).- La selección argentina sumó su tercera victoria en la Copa del Mundo España 2014 y mañana luchará ante Grecia por liderar el Grupo B después de no encontrar rival (46-81) en Senegal, una selección que afrontó el partido ya clasificada para octavos tras la derrota de hoy de Filipinas ante Puerto Rico.

Argentina se midió a un adversario que llegaba con dos triunfos (ante Puerto Rico y Croacia) y que se había ganado el respeto, pero en esta ocasión dio una mala imagen, quizá por la relajación de verse clasificada desde que acabó el partido anterior, con lo que los suramericanos sumaron su victoria más fácil y contundente que, además, le hace entrar en la última jornada con aspiraciones de ser primeros del grupo sevillano.

La selección africana tardó en enterarse que había empezado el partido, pues, después de iniciarlo con una canasta del base Xane Dalmedida, la albiceleste logró un parcial de 0-12.

Senegal, con continuos fallos en el tiro, no volvió a anotar hasta rebasado el meridiano del primer cuarto (4-12), pero esa canasta sí le hizo reaccionar en un momento que el entrenador argentino, Julio Lamas, rotaba su banquillo para dar descanso a sus hombre más básicos.

Así, a falta de un minuto para que se acabara el cuarto, los senegaleses su pusieron con solo cuatro puntos de desventaja (13-17), que a la conclusión fueron cinco (15-20).

La reanudación fue un calco del inicio del partido. El equipo que entrena Cheikh Sarr tardó cinco minutos en meter su primera canasta mientras que la selección suramericana volvió a lograr un parcial de 0-12 (15-32), con diecisiete puntos de ventaja que le hizo jugar con mucha fluidez.

Con el pívot Luis Scola otra vez en figura -con catorce puntos se fue al descanso y veintidós al final-, Argentina defendió fuerte y movió bien el balón en sus ataques, lo que propició un enorme atasco en un rival que había mostrado en sus tres anteriores partidos muy buenas maneras.

El descontrol africano fue tal que en este segundo cuarto sólo logró nueve puntos y los jugadores se fueron a los vestuarios con diecisiete de desventaja (24-41) ante un adversario que pareció no esforzarse al máximo para llevar ese resultado.

Otra historia fue el tercer cuarto, con Senegal más duro en la defensa y con una lucha constante bajos los tableros, algo que propició que este parcial estuviera igualado y que incluso se lo llevaran los africanos por 14-12.

Argentina llegó a tener en los inicios del cuarto veintidós puntos de ventaja (24-46), pero, sin que nunca viera cerca una hipotética remontada, sí que dejó que su rival lo rebajara a quince (38-53), quizá porque veía clara la victoria y quiso su seleccionador repartir mucho los minutos para refrescar a sus hombres para el importante partido de mañana ante los griegos.

En los últimos diez minutos la historia del partido ya estaba escrita, pues tampoco los africanos hicieron demasiado con la clasificación para los octavos asegurada, lo que derivó en un resultado de escándalo tras un parcial de 8-28 que dejó el marcador en 46-81, 35 puntos de diferencia.

- Ficha técnica:

46 – Senegal (15+9+14+8): Xane Dalmeida (9), Maleye Ndoye (2), Mouhammad Faye (2), Gorgui Dieng (11), Hamady Ndiaye (6) -cinco inicial-, Thlemo Niang (2), Ibrahima Thomas (-), Mamadou Ndoye (-), Mohamet Diop (4), Maurice Ndour (6) y Abdou Badji (4).

81 – Argentina (20+21+12+28): Facundo Campazzo (4), Pablo Prigioni (10), Walter Herrmann (11), Andrés Nocioni (3), Luis Scola (22) -cinco inicial-, Marcos Mata (8), Leo Gutiérrez (8), Nicolás Laprovittola (8), Marcos Delia (3), Selem Safar (-), Tayavek Gallizzi (2) y Matía Bortolin (2).

Árbitros:Ilija Belosevic (SRB), Mohammad Alamiri (KUW) y Stephen Seibel (CAN). Sin eliminados por cinco faltas personales.

Incidencias: Segundo partido de la cuarta jornada en el Grupo B de la Copa del Mundo España 2014, disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo, en Sevilla, ante cerca de seis mil espectadores.