Tráfico | T 38° H 89%

Béisbol | Estados Unidos | Noticias

3-2. Adams pegó el jonrón que puso a los Cardenales en la Serie de Campeonato

WUVN News
10/07/2014 9:47 PM

San Luis (EEUU), 7 oct (EFE).- Una vez más, la segunda consecutiva en la fase final, los Cardenales de San Luis encontraron la manera de superar los lanzamientos del abridor estelar Clayton Kershaw y eliminaron a los Dodgers de Los Ángeles al ganar por 3-2 el cuarto partido de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

Si el año pasado lo hicieron en el sexto partido de la Serie de Campeonato, esta vez llegó antes y el verdugo de Kershaw fue el primera base Matt Adams (1) que surgió con el bateo oportuno y productivo en la parte baja de la séptima entrada al pegar jonrón de tres carreras que completaron la remontada de los Cardenales.

El equipo de San Luis califica por cuatro año consecutivo a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional que disputaran contra el vencedor de la serie divisional que juegan los Gigantes de San Francisco ante los Nacionales de Washington, con ventaja de 2-1 para el equipo californiano.

Los Cardenales, que ganaron 3-1 la serie al mejor de cinco, ahora esperaran tranquilos y descansados al próximo rival, que si son los Gigantes los recibirán en San Luis para el primer partido y son los Nacionales, entonces les tocaría viajar a la capital de la nación.

Los Dodgers se habían puesto por delante en la pizarra con dos anotaciones que consiguieron en la parte alta de la sexta entrada ante el abridor Shelby Miller, que hizo su debut en la fase final y se fue sin decisión.

El jardinero derecho Matt Kemp forzó una doble matanza que permitió a Carl Crawford anotar la primera carrera del partido y el tercera base dominicano Juan Uribe le siguió con sencillo que llevó hasta la registradora a su compatriota el campocorto Hanley Ramírez con el 0-2.

Todo parecía que estaba encaminado para que esta vez, si, Kershaw pudiese vengarse de la derrota que sufrió la temporada pasada y la eliminación de su equipo.

Pero fue todo lo contrario, la historia se repitió, Kershaw, que había cedido sólo un imparable hasta el séptimo episodio permitió dos sencillos consecutivos a Matt Holliday y al dominicano Johnny Peralta hasta que llegó Adams, un bateador zurdo, y también le hizo contacto a la pelota, pero esta vez para enviarla por encima de la valla del jardín derecho.

Kershaw no podía creer lo que había pasado, mientras que los 46.906 espectadores que llenaron las gradas del Busch Stadium, de San Luis, comenzaron explotaron en júbilo al ver como su equipo volvió a meterse en el partido y estar cerca de otra clasificación a la Serie de Campeonato.

El piloto de los Dodgers, Don Mattingly, esta vez no esperó más para mandar a Kershaw a la ducha y decidió darle la pelota al relevista dominicano Pedro Baez, que se encargo de sacar los tres “outs” del séptimo episodio.

Pero el daño ya estaba hecho, los Cardenales, que habían puesto al relevista Seth Maness para que sacase el último “out” del sexto episodio, en el séptimo se decidieron por el zurdo novato hispano Marco Gonzales, de sólo 22 años, que mostró un gran control y cedió un hit con un ponche.

Su compañero Pat Neshek se encargó de sacar los tres “outs” del octavo episodio y el taponero Trevor Rosenthal, aunque permitió un imparable y puso a dos hombres en base, encontró la manera de asegurar la victoria y quedarse con el tercer salvamento en lo que va de la fase final.

La victoria fue para Gonzales (1-0) que espació un imparable y sacó un ponche después de realizar 14 lanzamientos y ocho fueron colocados en la zona del “strike”.

El bate latino estuvo presente en la ofensiva de los Cardenales con Peralta que se fue de 2-1 y anotación, mientras que el receptor boricua Yadier Molina tuvo de 3-0 y recibió una base por bolas

El gran derrotado fue Kershaw (0-2) al trabajar seis episodios con cuatro imparables permitidos y tres carreras limpias, dio dos bases por bolas y abanicó a nueve bateadores tras realizar 102 lanzamientos y 66 fueron colocados en la zona del “strike”.

Kershaw tiene ahora marca de 0-3 en las tres últimas aperturas y 9,72 de promedio de efectividad en la competición de la fase final, que se ha convertido en su asignatura pendiente.

El bateo latino de los Dodgers tuvo a Uribe que se fue de 4-1 con impulsada, Ramírez de 3-0 y anotación, mientras que el primera base mexicano Adrián González pegó imparable en cuatro turnos.