Tráfico | T 51° H 83%

Después de un Huracán

  • Permanezca donde está si se encuentra en un lugar seguro hasta que las autoridades locales indiquen que es seguro salir. Si ha sido evacuado de su comunidad, no regrese al área hasta que las autoridades digan que es seguro regresar.
  • Manténgase sintonizado a las estaciones de radio o televisión locales para obtener información sobre cómo cuidar de su familia, dónde encontrar asistencia médica, cómo solicitar ayuda financiera, etc.
  • Conduzca sólo cuando sea necesario. Las calles estarán llenas de escombros. Las carreteras pueden haberse debilitado y podrían derrumbarse. No conduzca por calles o sobre puentes inundados o que tengan barricadas. Las calles cerradas al tránsito son para su protección. Tan poco como seis pulgadas de agua puede causar que pierda el control de su vehículo; dos pies de agua arrastrarán la mayoría de los automóviles.
  • No beba ni prepare comida con agua de la llave hasta que los funcionarios notifiquen que es seguro hacerlo.
  • Considere las necesidades de salud y seguridad de su familia. Esté consciente de los síntomas de tensión emocional y cansancio. Mantenga junta a su familia y busque asesoramiento para crisis si la necesita. Véase la sección de “Salud mental y asesoramiento en crisis” en el capítulo titulado “Recuperación tras un desastre” para obtener más información.
  • Hable con sus hijos sobre lo que ha sucedido y cómo pueden ayudar durante la recuperación. Tomar parte en la ayuda los ayudará a lidiar con la situación. Considere las necesidades de sus vecinos. La gente a menudo se queda aislada durante los huracanes.
  • Manténgase alejado de las áreas de desastre a menos que las autoridades locales soliciten voluntarios. Si se le necesita, lleve su propia agua potable, alimentos y artículos para dormir.
  • Manténgase alejado de las riberas de ríos y arroyos hasta que el posible riesgo de inundación haya pasado. No permita a los niños, especialmente menores de 13 años de edad, jugar en las áreas inundadas. Existe un alto riego de lesiones o de ahogarse en áreas que puedan parecer seguras.
  • Manténgase alejado de agua en movimiento, ya que sólo seis pulgadas de agua en movimiento puede tumbarlo. El agua estancada puede estar eléctricamente cargada debido a cables subterráneos o líneas eléctricas caídas.
  • Manténgase alejado de líneas eléctricas caídas e informe a la compañía de electricidad. Reporte cualquier línea de gas, alcantarillado o agua rotas a los funcionarios locales.
  • No use velas ni otras llamas abiertas en el interior. Use una linterna de batería para inspeccionar los daños.
  • Establezca un programa manejable para reparar la propiedad.
  • Comuníquese con su agente de seguros. Se asignará a un ajustador para que visite su hogar. Para prepararse:
    • Tome fotografías o videos de sus pertenencias y de su hogar.
    • Separe las pertenencias dañadas y no dañadas.
    • Busque sus registros financieros.
    • Mantenga un registro detallado de sus costos de limpieza.